Madrid es la región más competitiva de España, Cataluña está a la cola

Castilla y León escala siete puestos y Andalucía sube cuatro posiciones

En el Parque Caleido en el distrito financiero de Madrid
En el Parque Caleido en el distrito financiero de MadridEduardo Parra Europa Press

Madrid sigue siendo un año más la región española más competitiva desde que superara a Vizcaya el pasado 2020. La Comunidad de Madrid lidera el ránking elaborado por la Fundación para el Avance de la Libertad, con sede en Madrid, y la estadounidense Tax Foundation con 7,19 puntos sobre diez.

Vizcaya mantiene la segunda posición con 7,13 puntos, con Álava completando el podio (7,08 puntos). A las tres primeras le siguen Guipúzcoa (6,92) y Canarias (6,35). En sexto lugar, Castilla y León (6,33) experimenta un fuerte ascenso respecto a 2020, escalando siete puestos en un solo ejercicio.

A continuación, Andalucía (6,12) sube cuatro posiciones respecto al año pasado y queda séptima. La comunidad autónoma que más baja es Castilla-La Mancha (5,99), que queda décima. Cierran el ranking de 2021 Aragón con 5,14 puntos sobre diez, la Comunidad Valenciana con 5,08 puntos y Cataluña. Esta última comunidad autónoma apenas alcanza 4,63 puntos sobre diez y queda última, posición que mantiene desde 2018.

La diferencia entre la comunidad más competitiva y la que lo es en menor medida asciende a 2,56 puntos sobre diez, lo que representa una ligera ampliación de la brecha respecto a años anteriores.

El Índice Autonómico de Competitividad Fiscal tiene en cuenta todos los impuestos parcial o totalmente cedidos a la administración autonómica, destacando los de Sucesiones y Donaciones, Patrimonio o el tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). También contempla el impacto de los impuestos adicionales establecidos por cada una de estas administraciones, y en los que existe una gran diferencia entre territorios.

Así, mientras el País Vasco no ha añadido nuevos tributos a los principales, Cataluña supera con creces la decena de este tipo de impuestos propios. El estudio, por trabajar sólo sobre normas vigentes, no contempla aún la reciente eliminación de esta clase de impuestos adicionales anunciada por la Comunidad de Madrid.

Juan Pina, secretario general de la Fundación para el Avance de la Libertad señala que “en un sistema semifederal como el español, la sana competencia fiscal entre territorios sirve como acicate para una buena gestión económica y como freno a la voracidad fiscal de las administraciones públicas”. Así, por ejemplo, en los Estados Unidos la fuerte competencia fiscal entre estados favorece la contención de la tributación media. Por ello, afirma Pina, “los consejeros de Hacienda deberían reclamar mayor autonomía fiscal para competir, en lugar de exigir a otras regiones que suban sus impuestos”. La Tax Foundation estadounidense emite desde hace décadas un informe similar que clasifica cada año a los cincuenta estados.

El IACF 2021 cuenta con la colaboración de la Fundación Civismo, el Instituto Juan de Mariana, el Instituto de Estudios Económicos y el Institut Ostrom.