Arranca la declaración de la Renta 2021: calendario, aumento de los tramos del IRPF y otras novedades

Los efectos de la pandemia pierden peso en una campaña crítica para las rentas altas y marcada por la borrasca Filomena y el volcán de La Palma, y la reducción de las desgravaciones de los planes de pensiones individuales

Plazos para la presentación campaña IRPF 2021
Plazos para la presentación campaña IRPF 2021 FOTO: Teresa Gallardo

Los efectos de la pandemia abandonan progresivamente la declaración de la Renta y, en su lugar, la campaña correspondiente al ejercicio de 2021 estará marcada por la borrasca Filomena y el volcán de La Palma, el aumento de los tramos del IRPF para las rentas a partir de 300.000 euros la reducción de las desgravaciones de los planes de pensiones individuales y el aumento del control sobre el fraude fiscal.

Este miércoles 6 de abril arranca la presentación por internet, un medio que ya utilizan nueve de cada diez contribuyentes para rendir cuentas a Hacienda. La campaña se prolongará hasta el 30 de junio, pudiendo presentar la declaración del IRPF por teléfono a partir del 5 de mayo y presencialmente en las oficinas de la Agencia Tributaria a partir del 1 de junio.

Este año, como principales novedades, se encuentra el alza de los tramos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para las rentas más altas. En concreto, aumenta dos puntos del tipo estatal que grava las rentas del trabajo de más de 300.000 euros, hasta el 47%, y tres puntos para las rentas de capital de más de 200.000 euros, hasta el 26%, lo que afectará a un número reducido de 36.194 contribuyentes (0,17%), con un impacto de 491,4 millones de euros (144 millones en 2021 y 346 millones en 2022), de acuerdo con las estimaciones del Ministerio de Hacienda. En cuanto al Impuesto de Patrimonio, se incluye una subida del 1% para patrimonios de más de 10 millones de euros, que alcanzan un gravamen del 3,5%.

La reducción de las desgravaciones aplicables a los planes de pensiones privados individuales también protagonizan esta campaña. En 2021, se redujo de 8.000 a 2.000 euros el importe máximo que los contribuyentes pueden deducirse de planes de pensiones privados en el IRPF. Además, las aportaciones deducibles a planes del cónyuge también pasaron de 2.500 a 1.000 euros en 2021, unos cambios que habrá que tener en cuenta en esta campaña.

En contraposición, se elevó el límite conjunto de reducción (partícipe y empresa) de 8.000 a 10.000 euros en los planes de empresa para potenciar las aportaciones empresariales y corregir la “regresividad” de estos beneficios, según el Gobierno. La medida aportará una recaudación de 580 millones en 2022.

Las catástrofes naturales como la tormenta Filomena y el volcán de La Palma también marcan esta campaña. En concreto, están exentas las ayudas excepcionales concedidas por fallecimiento o de incapacidad absoluta permanente causados directamente por la borrasca Filomena y las concedidas por daños personales causados directamente por las erupciones volcánicas en La Palma.

También quedarán exentas de ser incluidas en la declaración de 2021 las ayudas y subvenciones concedidas para actuaciones de rehabilitación energética en edificios y, desde el 6 de octubre, las deducciones por obras de mejora de la eficiencia energética de viviendas habituales o alquiladas.

Por otro lado, Hacienda ha aumentado la vigilancia sobre las inversiones en criptomonedas para evitar la evasión y el fraude fiscal. Una de las novedades más llamativas de la campaña de 2021 es una casilla específica para la declaración de las criptomonedas. La casilla 1626 aparecerá para los contribuyentes bajo el título de “saldos en monedas virtuales” dentro del apartado de “otras ganancias y pérdidas que derivan de la transmisión de elementos patrimoniales”.

En relación con los rendimientos de capital inmobiliario, se incluye una casilla para que los arrendadores distintos de los grandes tenedores puedan consignar como gasto deducible la cuantía de la rebaja en la renta arrendaticia que voluntariamente hubieran acordado a partir de 14 de marzo de 2020, correspondientes a los meses de enero, febrero y marzo de 2021, cuando se trate de alquileres de locales a empresarios del sector turístico, la hostelería y el comercio. En este caso, el arrendador tiene que informar en su declaración del importe de este gasto deducible y del número de identificación fiscal del arrendatario con renta rebajada.

Sobre el apartado de rendimientos de actividades económicas en estimación directa, al igual que en 2020, los contribuyentes podrán trasladar los importes consignados en los libros registro del IRPF de forma agregada, a las casillas correspondientes, y que se conservarán por la AEAT. La importación se condiciona a que técnicamente el formato de los libros sea el formato de libros registros publicados por la AEAT en su página web.

Por otra parte, en el apartado relativo al régimen transitorio de la deducción por inversión en vivienda habitual, para minimizar la posibilidad de error respecto de su aplicación se han incorporado, en el caso de obras de ampliación o rehabilitación y de obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual de personas con discapacidad, casillas para indicar la fecha de inicio y fin de las obras. Si se trata de construcción, se solicitará la fecha de la escritura de adquisición o de obra nueva de la vivienda.

La Agencia Tributaria además ha añadido cambios en lo que respecta a los trabajadores extranjeros. La conocida como Ley Beckham se aplica a los trabajadores que van a presentar su declaración de la renta en España este año pero que en los diez años anteriores no habían sido residentes fiscales en el país. En este caso, dichos contribuyentes deberán pagar un 24% de IRPF por los primeros 600.000 euros ganados en el trabajo y, se establece el nuevo tramo del 47% a partir de los 600.000 euros de ingresos.

La caótica campaña de 2020 y su herencia

A la espera de conocer estimaciones de participación, recaudación y millones devueltos para esta nueva cita fiscal, cabe recordar que en la atípica campaña de 2020 Hacienda recibió más de 21.725.000 declaraciones, un 2,9% más que en la de 2019, de las que 14.187.000 (-2%) fueron con solicitud de devolución (el 65% del total) y 6.059.000 declaraciones dieron resultado a ingresar (+7,4%). La Agencia Tributaria devolvió un total de 9.907 millones de euros a 13.859.000 contribuyentes.

Según los cálculos de TaxDown, Hacienda recaudará entre 5.500 y 6.300 millones de euros más que el año pasado por la inflación y el nuevo tramo. La subida del IPC, que cerró 2021 en el 6,5%, hará que cada contribuyente pague 100 euros más de media, es decir, 2.000 millones de euros. Además, el nuevo tramo de IRPF, el sexto, que afecta a las rentas anuales a partir de 300.000 euros con un tipo impositivo del 47%, afectará a 36.200 contribuyentes, un 0,17% del total, lo que ayudará también a incrementar las ganancias del Estado. En total, el Ministerio de Hacienda y Función Pública presupuestó a finales de 2021 que este año la Agencia Tributaria recaudará gracias al IRPF unos 100.132 millones de euros, un 6,7% más que en 2021.

Los ERTE de la covid fueron los principales causantes del aumento de declarantes y de recaudación en la anterior campaña. Cabe recordar que al tener dos pagadores, la empresa y el SEPE, el umbral de ingresos mínimo que obliga a presentar la declaración de la Renta baja de 22.000 euros al año a 14.000 euros, salvo que los abonos de todos los pagadores a partir del segundo no alcancen los 1.500 euros. Esta norma aumentó la cifra de declarantes, y de ellos, a unos 327.000 trabajadores que estuvieron en ERTE les tocó pagar al Fisco porque el SEPE aplicó a sus prestaciones unas retenciones de IRPF muy bajas. Para la campaña de 2021, se espera que siga habiendo declarantes afectados por el efecto de los ERTE, sobre todo del sector turístico, como las agencias de viajes, la hostelería y el ocio nocturno, cuyos expedientes se extendieron durante parte de 2021, pero el impacto va ser menos traumático que el año pasado.

Además, con la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital en 2020, 234.000 adultos del total de 460.000 beneficiarios se vieron obligados a presentar la declaración de la Renta, ya que, pese a que esta prestación está exenta de tributación, los perceptores y los miembros de la unidad de convivencia deben declarar como parte de los requisitos para seguir percibiendo la ayuda, incluidos los menores mediante una declaración conjunta. A cierre de 2021 estaban aprobadas 362.000 prestaciones y el número de beneficiarios ascendía a 824.000 personas, por lo que para la nueva campaña de la Renta se prevé un aumento de estos declarantes.