Energía

Europa, en vilo: ¿reanudará mañana Rusia el suministro de gas?

Nord Stream asegura que el mantenimiento planificado acaba esta madrugada y que el bombeo se reanudará, pero la UE no las tiene todas consigo

Tuberías del gasoducto Nord Stream
Tuberías del gasoducto Nord StreamJens BuettnerAgencia AP

Mañana es el día en el que Rusia debería reanudar a Europa el suministro de gas a través del gasoducto Nord Stream, cerrado desde el pasado día 11 por tareas de mantenimiento, según Moscú. Sin embargo, Vladimir Putin mantiene en vilo al Viejo Continente. Aunque Reuters aseguró ayer mismo que dos fuentes solventes habían confirmado la reanudación del suministro -la web de Gazprom confirmaba la realización de pruebas con bombeo de gas para calibrar el flujo y la presión tras el parón- Rusia ha advertido de que, aún si se reanuda su operativa, pueden surgir inmediatamente nuevos problemas en el gasoducto por la reparación de turbinas en el exterior por las sanciones.

“El trabajo de mantenimiento anual planificado en el gasoducto Nord Stream está programado hasta las 04.00 horas del día 21″, ha explicado a Efe un portavoz de Nord Stream AG, con sede en Suiza, por lo que, en principio, el flujo debería reanudarse a esa hora. El propio presidente ruso ha dicho hoy que el monopolio estatal energético del país “siempre ha cumplido, cumple y pretende cumplir todas sus obligaciones”. No obstante, también ha advertido de posibles nuevos problemas técnicos en el gasoducto, que transporta gas ruso directamente a Alemania por debajo del mar Báltico, incluso ya la próxima semana.

Gasoducto Nord Stream
Gasoducto Nord StreamTania Nietofreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1ca0c1f9

Rusia alega que son las sanciones occidentales las que provocan estas dificultades, mientras que Europa considera este argumento una mera excusa para “chantajear” a la Unión Europea (UE) por su apoyo a Ucrania y sus sanciones a Rusia por invadir este país. El 14 de junio, Gazprom redujo un 40% el suministro de gas a través del Nord Stream, hasta 100 millones de metros cúbicos diarios, alegando demoras en la devolución por parte de Siemens Energy de los equipos de bombeo que la firma alemana envió a reparar a Canadá y fallos técnicos en los motores. Unos problemas que, según Gazprom, le obligaron a reducir a tres las unidades compresoras de gas en la estación de Portovaya, en la región de Leningrado. Un día después, Gazprom disminuyó otro 33% el flujo de gas, a 67 millones de metros cúbicos al día, alegando que ha tenido que parar otro motor de turbina de gas de la empresa alemana tras superarse el tiempo estipulado entre revisiones.

Uno de los motores enviados por Siemens a su planta en Canadá quedó bloqueado en el país americano debido a las sanciones de su Gobierno contra Rusia. No obstante, el Ejecutivo de Ottawa ha hecho recientemente una excepción a petición de Berlín para devolverla no a Rusia sino a Alemania para que después fuese trasladada a territorio ruso. Según el diario ruso “Kommersant”, la turbina fue enviada en avión desde Canadá a Alemania el pasado día 17 y debería llegar a Rusia el día 22 o 24 si no hay problemas logísticos y de aduanas. Una vez en la planta, su montaje llevaría tres o cuatro días.

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, ha asegurado hoy que la turbina está ya en tránsito de vuelta y “llegará a tiempo” para que se reanude el funcionamiento del Nord Stream. Sin embargo, Gazprom asegura no tener constancia formal del permiso de devolución de la turbina y ha pedido ya en dos ocasiones a Siemens documentos oficiales que así lo certifiquen. Este miércoles, la gasística ha advertido una vez más “que la devolución garantizada del motor enviado para su reparación bajo las sanciones y la posterior revisión de otros motores para Portovaya afectan directamente a la operación segura del gasoducto”.

Aviso de Putin

Putin ya advirtió el martes de que, de no ser devuelta la turbina, el gasoducto tendrá que reducir aún más el volumen de gas suministrado a Europa. “A finales de julio, el día 26, otro motor debe ser enviado para su reparación (al exterior). Actualmente trabajan dos turbinas y bombean 60 millones de metros cúbicos diarios. Si llega la turbina (de Canadá) entonces bien. Habrá dos turbinas trabajando. Pero si no llega, solo habrá 30 millones de metros cúbicos al día”, advirtió. En su opinión, Europa quiere “trasladar la culpa de estos problemas a Gazprom” cuando fue Occidente el que “cerró” esta ruta con las sanciones y también la segunda, el gasoducto Nord Stream 2, cuya certificación fue bloqueada por Alemania poco antes del inicio de la campaña militar rusa en Ucrania.

Berlín, mientras, ha expresado hoy su confianza en que el consorcio gasístico ruso Gazprom “cumplirá sus obligaciones contractuales” y volverá a suministrar gas través de Nord Stream.