El CIS de Tezanos vuelve a disparar al PSOE de Sánchez y empata a Podemos y Vox en la tercera posición

Aumentaría la ventaja sobre el Partido Popular en hasta doce puntos, Ciudadanos subiría más de un punto y medio. El barómetro reduce las expectativas de ERC al que minimiza en seis décimas. Según la encuesta, Vox sería el partido que más contribuye a la crispación en España.

Thumbnail

El Centro de Investigaciones Sociológicas que dirige José Félix Tezanos ha vuelto a disparar los resultados del PSOE un mes y medio después de que arrancara el gobierno de coalición. Lejos de premiar a su sucio en el Ejecutivo, Unidas Podemos, lo mantiene como tercera fuerza política y lo empata con Vox. Según el último barómetro electoral, de celebrarse elecciones, los socialistas obtendrían el 30,9 por ciento de los votos. Aumentaría la ventaja sobre el Partido Popular en hasta doce puntos. Los populares obtendrían el 18,9 por ciento de los votos.

El socio de Pedro Sánchez en la coalición, Pablo Iglesias se mantiene estable a día de hoy electoralmente, aunque registra una caída de dos décimas respecto al último barómetro, obteniendo el 13,6% por ciento de los votos. Empata el CIS a Unidas Podemos con Vox, que obtendría el 13,4% de los votos. El barómetro registra una subida llamativa de Ciudadanos, respecto al último mes del estudio, en el que sube casi dos puntos. Como quinta fuerza obtendría el 8,1% de los votos, 1,3 puntos por encima del resultado obtenido en las urnas el pasado 10-N.

Entre los partidos independentistas, un día después de que se haya producido la primera reunión de la mesa de diálogo entre el Gobierno central y la Generalitat, el CIS baja las perspectivas de voto de ERC en seis décimas respecto al último barómetro, y otorga al partido el 3,3% de los votos. JxCAT, que ha votado hoy “no” en el Congreso a la aprobación del techo de gasto y que también votó en contra de la investidura de Sánchez en enero, mejora su posición en cuatro décimas, con el 1,8% de los votos. El PNV, a un mes de que se celebren las elecciones en el País Vasco, retrocede sus resultados en tres décimas, con el 1,6% de los votos. Bildu también disminuye en otras dos los resultados, pasando del 1,3 por ciento al 1,1. En Galicia, el BNG pasa del 0,5 por ciento obtenido en enero al 0,7% en el citado barómetro.

El barómetro pregunta por primera vez a los encuestados por el nuevo gobierno, desde el arranque de la coalición en enero. Un 35,6 % se muestra conforme con la coalición Sánchez-Iglesias, mientras que un 56,6 lo valora como regular, mal o muy mal. En cuanto a la composición del nuevo gobierno, un 31,2% confiesa que la elección le ha causado buena impresión, mientras que un 39,3 por ciento opina lo contrario.

Según el CIS,el 88,3 de los encuestados cree que en España hay mucha o bastante crispación. El barómetro vincula el mayor porcentaje de crispación al partido político VOX, con el 27,9% de los votos. En segundo lugar, con el 20,2% estarían todos los partidos por igual, el PSOE sería el tercer partido que más contribuye a la crispación con el 16,5%, seguido del Partido Popular, los partidos independentistas, Podemos, y en último lugar, Ciudadanos. En la misma línea, según el barómetro, Santiago Abascal sería el líder político “más responsable de que haya crispación política en este momento”, seguido de Pedro Sánchez, con el 10,3%.

Entre los principales problemas de los españoles, el CIS destaca un incremento de la preocupación por los problemas económicos, el paro, el mal comportamiento de los políticos y la independencia de Cataluña. Todos los líderes políticos mejoran su valoración por parte de los ciudadanos, pero ninguno consigue aprobar. Pedro Sánchez obtiene una puntuación de un 4,5, a la zaga le sigue Pablo Casado con un 3,7, empatado con Pablo Iglesias. Le seguiría Alberto Garzón e Inés Arrimadas con un 3,6 y un 3,5. Mientras que Íñigo Errejón y Santiago Abascal serían los peor valorados con un 3,3 y un 2,7, respectivametne.

El trabajo de campo del estudio fue realizado entre el 1 y el 11 de febrero, por lo que evalúa el arranque del nuevo Ejecutivo y la reunión de Pedro Sánchez con Quim Torra, celebrada el pasado 6 de febrero en el Palau de la Generalitat, por lo que los datos del nuevo barómetro están plenamente marcados por la cita en la que Sánchez entregó un documento de 44 puntos al president catalán, la “agenda para el reencuentro”. Durante este periodo también se ha sucedido una de las principales crisis de gobierno, como el “Delcygate”, a raíz de la reunión del ministro de Transportes y la vicepresidenta venezolana, el pasado 20 de febrero.

El último barómero del CIS premiaba al socio de gobierno de Sánchez en la coalición, Pablo Iglesias, así como a los partidos que facilitaron la investidura del PSOE, mientras que castigaba electoralmente al bloque de la derecha. En la encuesta, el PSOE elevaba la diferencia sobre el PP en más de 10 puntos, obteniendo el 30,4% de los votos, Unidas Podemos se mantenía como cuarta fuerza política, por delante de Ciudadanos, con el 14% de los votos. Vox perdía 1,7 puntos y se quedaba en 13,4%, mientras que Ciudadanos consolidaba su caída acumulando solo el 6,5% de los votos. Entre los partidos independentistas, ERC obtenía entonces el 3,9% de los votos, tres décimas más que el pasado 10-N, mientras que JxCAT perdía hasta ocho décimas, quedándose con un 1,4% de los votos.