Defensa repliega a más de 100 militares de Mali por el coronavirus

Se suman a los más de 250 que han vuelto de Irak, Afganistán y Yibuti. El resto de misiones continúan

Thumbnail

Las Fuerzas Armadas también sufren las consecuencias del coronavirus en sus operaciones en el exterior, sobre todo en las que se encargan de adiestrar a los ejércitos de otros países. La última ha sido la misión de entrenamiento de la UE en Mali (EUTM Mali), la cual paralizó temporalmente la Unión hace poco más de una semana al detectarse casos positivos entre los aliados. Después de varios días en cuarentena, el Ministerio de Defensa español ha decidido replegar a España a más de 100 de los 300 efectivos que forman parte del contingente español hasta que cambie la situación.

Así lo ha confirmado el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) en un comunicado, en el que recuerda que también regresaron a nuestro país a finales de marzo otros 30 de los 70 militares de la misión “Resolute Support” en Afganistán y unos 200 de las dos operaciones de entrenamiento en las que participan en Irak, la de la OTAN y la de la Coalición Internacional contra el Estado Islámico, en las que había un total de 600 uniformados españoles.

Coronavirus.- Un tercio de los militares españoles en Irak, Afganistán y Malí serán replegados a España
Repliegue de militares españoles de Irak EMAD

Tal y como explica el EMAD, encargado de las operaciones en el exterior, “estas modificaciones se han realizado en coordinación con nuestros aliados y con las naciones anfitrionas, de modo que este repliegue temporal no afecta a los compromisos con las diferentes organizaciones internacionales de seguridad de las que España forma parte”. Desde el primer momento en el que comenzaron estos repliegues, el Departamento que dirige Margarita Robles ha insistido que se trata de repliegues temporales y para nada definitivos.

Estos casos se suman, además, al de los 22 efectivos que iban a participar en la “Operación Atalanta” contra la piratería en el índico y que a mediados de marzo tuvieron que regresar a España desde Yibuti al detectarse un caso positivo en uno de los oficiales que iban a relevar al Estado Mayor Embarcado de la fragata “Numancia”. Eso sí, el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Miguel Ángel Villarroya, aseguró el pasado fin de semana que estaba previsto que ese relevo se produzca el 23 de abril y continúe la misión “sin problemas”.

La misma normalidad parece que hay en el resto de misiones activas en la actualidad y en las nuevas, como la que está prevista para el próximo mes en Lituania: la participación, de nuevo, en la Policía Aérea del Báltico de la OTAN. Según Defensa, “en el resto de operaciones, las Fuerzas Armadas mantienen los efectivos desplegados y el Ejército del Aire desplegará su contingente en la misión de Policía Aérea del Báltico, que comenzará el 1 de mayo en Lituania”.

En esta crisis sanitaria, el EMAD explica que ha adoptado un procedimiento para prevenir la transmisión del coronavirus en los relevos de todas las misiones. Así, a los efectivos que repliegan a España y presenten síntomas compatibles con el Covid-19 se les realizará una prueba de diagnóstico y, a continuación, pasarán una cuarentena de 14 días tras su regreso a territorio nacional, de acuerdo con las directrices del Ministerio de Sanidad. El objetivo es, destacan, “mantener la total operatividad de las Fuerzas Armadas tanto en territorio nacional como en el exterior”.