Choque en la coalición por el pacto con Bildu: Iglesias desafía a Sánchez y mantiene la derogación “íntegra” de la reforma laboral

El vicepresidente morado sostiene que “lo firmado obliga”, mientras que Ábalos avala la rectificación de su partido durante la madrugada

La polémica del pacto y posterior rectificación entre Gobierno y Bildu para aprobar la prórroga del estado de alarma a cambio de la derogación de la reforma laboral sigue coleando. Sobre las 21:00 horas del miércoles PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu hacían público un acuerdo firmado por los tres portavoces en el que se comprometían a tumbar de manera “íntegra” la reforma laboral del PP de 2012. Tres horas más tarde, al filo de la medianoche, desde el PSOE se trasladaba a los medios una “nota aclaratoria” en la que rectificaban este punto y se referían solo a modificar determinados aspectos, los que consideran más lesivos, de esta legislación laboral.

Lejos de zanjar la polémica, esta mañana los partidos que componen el Gobierno han ahondado más en ella, visibilizando las dos almas que palpitan en el Ejecutivo. Un nuevo choque. En sendas entrevistas radiofónicas, realizadas prácticamente a la vez, Pablo Iglesias ha desacreditado la rectificación de los socialistas asegurando que lo “firmado obliga” y ratificando que la derogación de la reforma laboral será “íntegra”. Mientras, el ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, señalaba en Más de Uno que lo válido era “la aclaración” del pacto con Bildu que, además, “coincide plenamente con el acuerdo de investidura” de Pedro Sánchez.

Fuentes de la dirección de Podemos señalan a LA RAZÓN que el acuerdo firmado con el PSOE y EH Bildu es “claro” y que recoge el compromiso de derogar “de manera íntegra” la reforma laboral de 2012. Desde la formación morada se remiten, por tanto, a la literalidad de lo firmado y se desvinculan del contenido de la nota aclaratoria hecha pública por el PSOE en la medianoche de ayer, en la que este partido matizaba el acuerdo suscrito unas horas antes y limitaba los futuros cambios en la reforma laboral. Los de Pablo Iglesias recuerdan, asimismo, que el acuerdo de coalición suscrito entre Sánchez e Iglesias en enero ya recoge el compromiso de derogar la reforma laboral y de “recuperar los derechos de los trabajadores arrebatados en 2012”, sin especificarse en ese documento que esa derogación fuera a ser parcial a pesar de que sí se incluye la supresión “urgente” de algunos artículos.

En una entrevista en Catalunya Radio, Iglesias se ha mostrado muy duro con los socialistas por su rectificación y no ha querido dejar lugar a dudas. “Voy a ser cristalino: pacta sunt servanda (lo firmado obliga)”, ha señalado. El vicepresidente segundo ha señalado que lo acordado es lo que figura en el documento que “se firma ayer entre los máximos responsables" de las tres formaciones, "después cada partido podrá decir lo que quiera. Pero los documentos firmados entre tres grupos parlamentarios, ese es el acuerdo. Luego que cada partido quiere hacer consideraciones, muy bien, pero lo firmado es eso”, ha reiterado.

“En el acuerdo de Unidas Podemos con el PSOE para la legislatura, para la investidura y para el Gobierno de coalición, no se habla de derogación parcial, se habla de derogación de la reforma laboral. Eso es un acuerdo de gobierno de coalición. En el pacto que se firma ayer, que firman los máximos responsables de los tres grupos parlamentarios, ese es el acuerdo”, ha destacado el líder morado, anticipándose a la explicación que al mismo tiempo estaba dando su colega de Gabinete, José Luis Ábalos en Onda Cero.

“El acuerdo no está roto”

El ministro de Transportes, por su parte, ha considerado que “el acuerdo no está roto, sino que se ha incluido una aclaración sobre el primer punto” que firmaron los portavoces de los tres grupos y que hace referencia a la derogación de los aspectos más lesivos lo antes posible. Ábalos ha explicado que la aclaración coincide con el acuerdo de investidura, que es la referencia del PSOE en su programa electoral y que se refiere a los aspectos más lesivos de la norma. “Así es como siempre los hemos llamado mientras otros hablan de derogación íntegra, pero es una apreciación conceptual”, ha asegurado. Para los socialistas, la única novedad que introduce el pacto es el tiempo en la aplicación, ya que el documento firmado con Bildu insta a que la derogación se haga lo antes posible: “La única cesión es una cuestión de tiempo de aplicación de un compromiso que ya teníamos en el acuerdo de Gobierno”.

A estas intervenciones se sumó la de la portavoz de Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, defendiendo que lo del PSOE no es una “rectificación”, sino “una matización terminológica” en el documento y que el acuerdo sigue “plenamente vigente”. La portavoz abertzale también ha confirmado que se había pactado con los socialistas y con Unidas Podemos no desvelar el contenido del acuerdo hasta después del pleno, para evitar perder apoyos en la votación de la prórroga del estado de alarma que se quería asegurar.