Abascal publica el parte médico que demuestra la agresión a la diputada de Vox

Carga contra Podemos por minimizar lo ocurrido: "Sois unos matones, mafiosos y miserables criminales". "Antes nos tendréis que quitar la vida que la libertad"

El líder de Vox, Santiago Abascal ha publicado en su cuenta de Twitter el parte médico que demuestra la agresión a su diputada, Rocío de Meer, el pasado viernes cuando se encontraba en un mitin del partido en Sestado, y los proetarras le lanzaron una piedra que golpeó en su ceja izquierda.

Dicho parte médico, fechado en Logroño, refleja una “herida incisiva supraorbitaria izquierda” de 1 cm en la ceja izquierda, sin signos de infección ni inflamación. Con traumatismo craneoencefálico (TCE), leve. Además, destaca que el impacto ocasionó una “cefalea tensional sin signos de alarma”. Para su tratamiento al alta se deberá “curar la herida con Betadine, agua o jabón” y, si tiene dolor de cabeza se aconseja tomar ibuprofeno cada ocho horas. Además, se recomienda control de medición de la tensión arterial (MAP).

La propia diputada de Vox, Rocío de Meer asegura que fue una herida “limpia, no siguió sangrando y no fui a un ambulatorio porque no lo vi necesario”. “No soy una pupas”. Destaca que no pudo atenderla antes un médico porque estaban atrapados. “Hasta las 23.00 no estuvimos seguros”. Finalmente la convencieron para que la mirara un médico.

El diputado de Podemos, Pablo Echenique, a través de su cuenta de Twitter había ridiculizado lo ocurrido asegurando que la agresión había sido un bulo de Vox. “Solo hizo falta un poco de ketchup para que se tragaran un bulo como una catedral”, escribió.

Abascal recriminó al vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias lo ocurrido en Sestao cuando los proetarras les acorralaron. “Habéis desatado la violencia, habéis importado los escraches... y ahora queréis desacreditar a las víctimas de vuestro odio”. Les recuerda que “eso no les va a bastar. Antes nos tendréis que quitar la vida que la libertad”.

Durante un mitin en Laguardia (Álava), el líder de Vox responsabilizó al PNV y al vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias de lo ocurrido. Unos “por ser complacientes” con la violencia, otros por “enviar a sus matones, agredir y luego no condenar la violencia”. Además, se preguntó: “¿Dónde están ahora las feministas para defenderte? Rocío, yo sí te creo”.