Iglesias acusa a la “derecha” de usar todos los medios “para hacer caer a este Gobierno”

El vicepresidente asegura que ni “como mera hipótesis” se plantea su imputación y ataca al juez de la Audiencia Nacional porque es “inconcebible” en democracia. Reabre la ofensiva contra el Rey y asegura que “tarde o temprano llegará la República"

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, rechaza de plano dimitir de sus cargos públicos por el caso Dina, después de que el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón haya pedido al Tribunal Supremo su imputación. En una entrevista en RAC 1, el también líder de Podemos, preguntado por si tenía intención de dimitir, ha contestado que “ni como mera hipótesis concebimos que pueda haber una imputación”.

El vicepresidente ha evitado ahondar en su posible imputación, que ha zanjado asegurando que “sería inconcebible que en una democracia de la UE ocurriera algo así” y ha cargado contra la “derecha” de este país por estar "dispuesta a utilizar todos los medios para hacer caer a este Gobierno”. Iglesias ha llegado a insinuar, incluso, un golpe de Estado constitucional por parte de la derecha: “Las evidencias están ahí. No han aceptado el resultado de las urnas”. Según su criterio, sería “inconcebible” porque “las cloacas del estado” le espiaron “ilegalmente”. Ha evitado calificarse así mismo como “víctima de las cloacas” pero ha asegurado que ello “está acreditado”.

A lo largo de toda la entrevista ha insistido en que está acreditado que las cloacas del Estado le “espiaron ilegalmente” y que el contenido del móvil de su ex asesora Dina Bousselham apareció en un registro al ex comisario de Policía José Manuel Villarejo, y que éste dejó anotado que pasó parte de ese contenido que perjudicaba a Podemos a medios de comunicación con el objeto, según el líder de este partido. El vicepresidente ve claro que, como e otras ocasiones, la causa será archivada, pero ha vuelto a recordar el argumento al que Podemos se acoge: “Esos relatos en su día contribuyeron a que el PSOE no formara gobierno” con ellos y “ahora” pretenden apartarles del Ejecutivo de coalición.

El vicepresidente se escuda en que hace pocos días la Audiencia Nacional le devolvió su condición de perjudicado en el caso Dina y vaticina que el Tribunal Supremo declinará la imputación. “Todo el mundo sabe lo que va a decirle el Tribunal Supremo”. Sobre su posible imputación, asegura que “representaría una vulneración del derecho sin parangón y sin precedentes en este país. Es inconcebible”, ha repetido en varias ocasiones.

El también líder de Podemos ha asegurado que ayer recibió muchos mensajes de apoyos, entre ellos uno del ex president Carles Puigdemont, así como de dirigentes socialistas y del nacionalismo vasco e independentistas.

“Tarde o temprano llegará la República”

En cuanto a la visita del rey Felipe VI mañana a Barcelona, junto al presidente del Gobierno, Iglesias ha asegurado que este hecho se encuentra “dentro de la normalidad institucional” y ve “absolutamente normal” que ni su partido en Cataluña, ni la Generalitat acuda al evento. “La monarquía en Cataluña no tiene demasiados partidarios” y ha llamado a “normalizar” estas ausencias. Tras la ofensiva abierta por los propios ministros morados la pasada semana, -cuando acusaron al Rey de “maniobrar” contra el Gobierno- Iglesias, lejos de apagar este debate, reaviva el debate monarquía-república y asegura que “cuando España sea una república plurinacional todos tendrán que respetar los símbolos de esta república”.

Según su tesis, “tarde o temprano llegará la República, con absoluta normalidad democrática”, y ha advertido que la monarquía está más en peligro “por la derecha” que por la izquierda. Ha acusado al bloque de la derecha “y de la ultraderecha” por tratar de adueñarse de la Corona “Cuando los defensores de la monarquía son el bloque de la derecha, básicamente la gente entiende que la izquierda con ella no tiene nada que ver”, ha apuntado. Respecto a esto, el vicepresidente ha asegurado que “el anterior jefe del Estado fue más hábil a la hora de buscar distancia con la derecha y saber que su supervivencia pasaba por buscar simpatía en otros sectores”.

Sobre un hipotético referéndum sobre la Monarquía, sin embargo, Iglesias ha reconocido que no existe “una correlación parlamentaria que lo permita”, pero, a su juicio, “poco a poco, a nivel social, se está instalando este consenso”.