Chivite no se plantea el cierre de Navarra tras registrar 564 positivos

Se trata de la cifra más elevada desde el inicio de la pandemia

La situación en Navarra es crítica. Los positivos por coronavirus se disparan y tan solo se encuentra a un indicador sanitario para que se tenga que actuar de manera contundente, según el protocolo marcado por el ministerio de Sanidad. Por el momento, las nuevas medidas adoptadas de manera unilateral por el Ejecutivo regional no restringen la movilidad entre comunidades, pese a que la incidencia acumulada en los últimos 15 días es ya de 746,09 por cada 100.000 habitantes.

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, informó ayer en una entrevista con la «Cadena Ser», que el número de casos del domingo serían los peores y no erró en su previsión. «Los datos son malos, parece que hoy tenemos los peores datos de todos los días de la pandemia, por encima de 600, así que esto nos ratifica que las medidas que tomamos ayer había que tomarlas», aseguró. A pesar de que finalmente la cifra de contagios fue ligeramente inferior– al situarse en 564–, la incidencia del virus exige medidas contundentes. Sin embargo, la jefa del ejecutivo autonómico no se plantea el cierre de su comunidad: «Con estas medidas encima de la mesa espero que funcione», dijo, para después desvelar que el Ministerio de Sanidad no había puesto encima de la mesa el estado de alarma en la comunidad Foral. «Por ahora no sé qué cubriría el estado de alarma que no hayamos hecho hasta ahora. Los jueces han ratificado cada una de las medidas que hemos tomado», explicó.

De hecho, según señaló ayer el Ministerio no le pidió que adoptara nuevas medidas, sino que fue el Gobierno Foral el que el viernes a primera hora llamó al equipo de Fernando Simón para explicarle los datos. «Ellos estaban más por hacer alguna cuestión puntual en algunos municipios», indicó. En el caso de que la situación empeorase todavía más, la presidenta regional también se comprometió a endurecer las medidas. «Si tuviéramos que tomar medidas más restrictivas, desde luego no nos temblaría la mano en hacerlo», aseguró. En este sentido, desde el gobierno Foral adoptaron nuevas medidas a nivel autonómico el pasado domingo para intentar reducir la incidencia del virus. Al respecto, Chivite señaló que «las medidas que hemos puesto encima de la mesa son las más duras que hay en cualquier otra comunidad».

Entre ellas, se encuentra la reducción del aforo a entre el 30 y 40% en hostelería y el cierre del ocio a las 10 de la noche, tal y como ya sucede en otras comunidades como Madrid. Sin embargo, mediante esta nueva orden se suavizan y se levanta el confinamiento que durante las últimas semanas ha tenido diez municipios ya que las nuevas medidas permiten moverse entre municipios y se podrá salir también de Navarra.

Además del elevado número de contagios, el porcentaje de PCR positivas en la comunidad sigue disparado. En el sistema público de salud se realizaron 3.094 pruebas PCR, con un 17,6 % de positivos, superando el 10% establecido por el gobierno central para aplicar el estado de alarma. Otro aspecto a tener muy en cuenta es que en este momento, según los datos del Ministerio de Sanidad, hay 32 pacientes en las UCI de los centros hospitalarios navarros, con una tasa de ocupación del 24,8%. Si la comunidad llegara a los 45 pacientes en UCI y un 35% de ocupación entraría dentro de uno de los criterios fijados por Sanidad para intervenir en la comunidad.