La Justicia condena a Echenique a pagar 11.040 euros de multa por contratar irregularmente a su asistente

El portavoz de Unidas Podemos incumplió la ley al pagar en negro a su asistente en hasta dos periodos. La Seguridad Social confirmó que hubo una relación laboral entre el diputado y la trabajadora

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, ha sido condenado a pagar los 11.040 euros de multa por la contratación irregular de su asistente.

Echenique presentó un recurso en el Tribunal Superior de Justicia de Aragón pero finalmente, fuentes judiciales han confirmado a “El Heraldo” que el portavoz de la formación morada deberá pagar la multa.

La Seguridad Social confirmó que hubo una relación laboral entre el político y la trabajadora, por lo que Echenique había incumplido la ley al no haberle dado de alta. El expediente se abrió con un acta de liquidación de 1-039 euros, y se sumó la multa de 10.001 de la Inspección de Trabajo al considerar que se trataba de una infracción muy grave. Pablo Echenique incumplió la ley el pagar en negro a su asistente en dos periodos, desde septiembre de 2011 hasta junio de 2012 y desde marzo de 2015 hasta abril de 2016, aunque la sanción se circunscribe a la segunda etapa, ya que habían transcurrido más de cuatro años desde el primer incumplimiento legal, que había prescrito.

El político reclamó a través de su recurso de casación ante el Supremo la “unificación de doctrina”, dado que su defensa argumentó que había otra sentencia del Tribunal Superior de Madrid de distinto signo sobre un caso que entiende que es similar. Sin embargo, ha desistido sin que haya dado cuenta de las razones de su decisión ante el alto tribunal.

La Tesorería General de la Seguridad Social recurrió en octubre de 2017 a los tribunales con el objetivo de que ratificaran que entre Echenique y su asistente hubo una relación laboral. El Juzgado de lo Social número 2 de Zaragoza le dio la razón al entender que de haberse tratado de una prestación de servicios entre Echenique y su asistente se deberían haber emitido facturas. La jueza sentenció que debería haber dado de alta a su asistente en el régimen de empleados de hogar, en el que cotizan los trabajadores que asumen el cuidado de dependientes.