La controvertida jueza Victoria Rosell se «cuela» como candidata al CGPJ

Sin embargo, la «cuota» Podemos iría a un tío del ministro Garzón

Victoria Rosell, durante una comparecencia en el CongresoAngel Navarrete

El pasado día 30, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, reconocía que las conversaciones con el secretario de Justicia y Administraciones Públicas del PP, Enrique López, para sacar adelante la renovación de Consejo General del Poder Judicial no se han paralizado en ningún momento. «No sé si se podría denominar negociación. ¿Se está hablando? Sí, no hemos dejado de hablar. El portavoz del PP y yo no hemos dejado de hablar, somos viejos amigos», reveló el titular de Justicia en una entrevista en ‘Onda Cero’ en la que señaló que el desbloqueo del Consejo ha sido uno de los temas tratados.

Sin embargo, la realidad es que al CGPJ no ha llegado ningún tipo de noticias, «ni oficiales ni extraoficiales» de que esa renovación puede producirse de forma inmediata, aunque se mantiene la esperanza de que pueda producirse antes del 4 de diciembre, fecha en que se cumplirán dos años del actual Consejo «en funciones».

Sin embargo, lo anterior no implica que no exista ya una lista de candidatos «muy bien situados» para ser designados vocales en el próximo Consejo. Así, los tres magistrados del Supremo que lo han solicitado serán designados, ya que la propia Ley Orgánica establece que como mínimo serán designados vocales tres magistrados del Supremo como vocales turno judicial. Por tanto, Ángel Arozamena y José Antonio Montero serán designados vocales a propuesta del PSOE el primero de ellos y del PP los otros restantes. Los dos son magistrados de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo.

Otros nombres que están muy bien situados para ser elegidos dentro del turno judicial son los de Ester Erice, presidenta de la Audiencia Provincial de Navarra, e Inmaculada Montalbán, magistrada del Tribunal Superior Justicia de Andalucía. Montalbán ya fue vocal del CGPJ. Las dos serían propuestas por el PSOE y pertenecen a Juezas y Jueces para la Democracia.

Desde el sector «progresista» también suena con fuerza el nombre de José María Fernández Seijo, magistrado de la Audiencia Provincial de Barcelona, y uno de los jueces más combativos en el tema de las cláusulas suelo y miembro de la misma asociación judicial que Erice y Montalbán.

En la «cuota» de Podemos se ha colado la controvertida y polémica magistrada Victoria Rosell, aunque para ir como vocal por el turno judicial tendría que renunciar al cargo que ocupa como delegada del Gobierno para la Violencia de Género, integrada en el equipo ministerial que dirige Irene Montero. Y ello, porque en estos momentos está en servicios especiales, por lo que debería renunciar a su cargo «político» y solicitar al CGPJ el reingreso en la Carrera Judicial, algo que sucedería de forma inmediata, con lo que, a partir de entonces sí podría ser nombrada vocal por el turno judicial. Rosell presentó los avales suficientes para ser candidata en 2018 cuando se abrió el proceso de renovación que se frustraría posteriormente. En todo caso, fuentes jurídicas consultadas por LA RAZÓN señalaron que «difícilmente se apoyará a Rosell por la sencilla razón de que no se quiere a nadie que pase directamente de la política al CGPJ». Y, además, esta designación dejaría fuera a Ignacio Espinosa, magistrado del TSJ de La Rioja y familiar directo del ministro de Consumo, Alberto Garzón, quien también cuenta con no pocas posibilidades «y un magistrado bien visto por toda la Carrera». «No va a entrar alguien desde la política y dejar fuera a un magistrado muy bien valorado», señalaron al respecto.

Mujer de Llarena

Por el sector «progresista» también «suena» el nombre de Mar Serna, magistrada de lo Social de de Barcelona y ex consejera de Trabajo de la Generalitat cuando la presidía Montilla.

Junto a los anteriores, desde el ámbito «conservador» uno de los que mejor situado están hasta el momento es Alejandro Abascal, quien estuvo coma magistrado de refuerzo en la Audiencia Nacional, done instruyó una parte del «caso Púnica» e inició el de la «Operación Lezo». Pertenece a la Asociación Profesional de la Magistratura (APM). Junto a Abascal otro de los que tienen no pocas posibilidades es Juan Ángel Moreno, magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid y miembro también de la APM.

Por «cuota» APM puede llegar al CGPJ también la magistrada Reyes Vila, destinada en un juzgado de Primera Instancia de Sevilla; así como José María Páez, juez decano de Málaga.

También cuenta con muchas opciones Gema Espinosa, magistrada de la Audiencia Provincial de Barcelona ex directora de la Escuela Judicial y mujer del magistrado Pablo LLarena. Espinosa, pese a pertenecer a la APM optò por presentarse con sus propios avales sin el paraguas de ninguna asociación.

Firmes candidatos

Alejandro Abascal: Su elección se da como segura. Fue juez de apoyo en la Audiencia Nacional. Pertenece a la APM.
Inmaculada Montalbán: Ya fue vocal del CGPJ desde 2008 a 2013. Magistrada, pertenece a Juezas y Jueces para la Democracia
José M. Fernández Seijo: Magistrado destinado en Barcelona. Especialista en cláusulas suelo. Pertenece también a JpD.
Gema Espinosa: Magistrada de la Audiencia Provincial de Barcelona, ex directora de la Escuela Judicial y mujer del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena. No va bajo el paraguas de ninguna asociación judicial.