PSOE y Unidas Podemos reculan: pactan congelar el sueldo de Sánchez y de sus ministros

La subida que pretendía el Gobierno era contraria a la actitud de los diputados y senadores que habían rechazado el aumento pactado para los funcionarios de un 0,9 por ciento

En el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado, PSOE y Podemos habían acordado aplicar al Gobierno de coalición la subida salarial pactada para los funcionarios, de un 0,9 por ciento. Por lo que el sueldo del presidente y de sus ministros se vería en 2021 incrementado, mientras que el Congreso y el Senado habían rechazado una propuesta similar días antes.

Un hecho que causó polémica entre los grupos de la oposición y la sociedad al ver como el Gobierno aumentaría su nómina mientras que los españoles padecían las consecuencias económicas de la pandemia por coronavirus. De hecho, el PP ha presentado hoy una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para evitar este extremo y corregir la posibilidad de que el presidente del Gobierno pasara a cobrar 85.608,72 euros, hasta 763,5 euros más. El salario anual de los cuatro vicepresidentes (Carmen Calvo, Pablo Iglesias, Nadia Calviño y Teresa Ribera), según esta subida sería de 80.463,96 euros anuales. Por su parte, los ministros del primer Gobierno de coalición verían aumentado su salario anual a 75.531,84 euros brutos.

Ahora, dos semanas después de la presentación de los PGE, PSOE y Unidas Podemos dan marcha atrás y presentan una enmienda conjunta a sus propios Presupuestos instando a modificar el apartado uno del artículo 20, la que hace referencia a los sueldos del presidente del Gobierno y el resto de miembros del Consejo de Ministros y también al presidente del Consejo de Estado y al presidente del Consejo Económico y Social (CES).

Sueldo congelado

Por tanto, con esta enmienda, el presidente del Gobierno seguiría cobrando 84.845,16 euros. El salario de los vicepresidentes del Ejecutivo se queda en 79.765,24 euros y el de los 18 ministros de la coalición en 74.858,16 euros. Por su parte, el presidente del Consejo de Estado cobrará 85.196,88 euros y el presidente del Consejo Económico y Social, 93.075,48 euros.