El Gobierno asegura el suministro de mano de obra barata española a Gibraltar

El acuerdo de trabajadores transfronterizos entre Exteriores con Londres contribuye a consolidar la prosperidad del Peñón a costa de España

Las autoridades gibraltareñas -y sus “colaboradores” dentro de nuestras fronteras- están de enhorabuena. Lo que podía haberse convertido en una de sus peores pesadillas (el Brexit) se ha convertido, gracias a la falta de perseverancia en la reivindicación de soberanía española sobre GIbraltar por parte del Gobierno,en un triunfo en toda regla. El Ministerio de Asuntos Exteriores anunció ayer un acuerdo “entre España, Reino Unido y Gibraltar” para garantizar que los trabajadores españoles y comunitarios que mantienen día a día la colonia británica en funcionamiento, puedan seguir haciéndolo a partir del 1 de enero, es decir, una vez finalizado el periodo transitorio. Aunque el comunicado de Exteriores se dejaba contagiar de la retórica que la parte británica ha mantenido con tenacidad desde hace décadas -que es el Campo quien depende de Gibraltar, y no al revés- lo cierto es que el acuerdo hecho publico ayer contribuye a consolidar la prosperidad de uno de los enclaves más ricos del mundo en PIB per cápita -Gibraltar- gracias al retraso económico de una de las zonas con más paro del Europa, el Campo.

Como es bien conocido, Gibraltar ha sabido tejer en suelo español una tupida red clientelar de asociaciones regadas con generosos fondos provenientes del paraíso fiscal británico cuya principal misión es servir de correa de transmisión a la retórica de las autoridades locales gibraltareñas dentro de nuestras fronteras. Como no podía ser de otra manera el acuerdo alcanzado entre Londres y Madrid ha sido saludado por dirigentes políticos españoles a pesar de que a la larga ayudará a apuntalar la situación actual en la que la colonia británica «parasita» la comarca del Campo. En este sentido el presidente de la Mancomunidad, Juan Lozano (PSOE), ha mostrado su «satisfacción» ante el acuerdo y ha agradecido el trabajo desarrollado por el Gobierno de España junto al resto de delegaciones. Considera que el acuerdo permite «disipar el nivel de incertidumbre hasta ahora existente» sobre los trabajadores transfronterizos, si bien recuerda que el acuerdo de retirada garantizaba el mantenimiento de todos los derechos laborales y que los trabajadores han «ocupado uno de los pilares fundamentales en todas las negociaciones en las que ha participado la institución comarcal». Para Lozano, «el acuerdo alcanzado representa un importante logro para todo el Campo de Gibraltar».

Por su parte, el alcalde de La Línea, Juan Franco (La Línea 100x100), considera que «tenemos que congratularnos por que respeten los derechos de los trabajadores. Es una noticia bastante positiva», señala desde Algeciras Efe. «Siempre hemos defendido desde el Ayuntamiento que se tenían que defender sus derechos laborales, no solo los españoles que trabajan en Gibraltar, sino también los muchísimos extranjeros que residen en La Línea», subraya. El alcalde linense cree que «con esa especie de carné que se va a habilitar se solucionaría su situación» y espera que este sea «el primer paso de la serie de ellos que se tienen que dar para garantizar el tránsito por la frontera, pero es muy importante».