Sánchez intenta calmar la guerra de ministros: “Todos tienen mi total confianza”

No descarta ampliar la prohibición de los desahucios tras las desavenencias con los morados

MADRID, 22/11/2020.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa ofrecida esta tarde en el Palacio de La Moncloa tras participar en la cumbre telemática del G20 organizada por Arabia Saudí. Sánchez ha avanzado que España comunicará mañana, lunes, que la incidencia acumulada de casos de coronavirus se sitúa por debajo de 400 casos por 100.000 habitantes en 14 días, un dato que ha asegurado que demuestra la eficacia del estado de alarma en vigor. EFE/ ZipiZIPIEFE

Tras una semana de discrepancias continuas y públicas en el seno del Gobierno en asuntos clave como los Presupuestos Generales del Estado o en política inmigratoria, el presidente del Ejecutivo ha tratado este domingo de rebajar la tensión existente entre ministros socialistas y morados y ha salido a apagar el fuego político en Moncloa.

En rueda de prensa desde Moncloa, tras el encuentro del G20, el presidente del Ejecutivo ha vuelto a recordar que para él, desde que se firmara el acuerdo del gobierno de coalición “todos los ministros son ministros no de un partido o de otro, sino de España” y ha reiterado su “total confianza y empatía” con todos los miembros del Consejo de Ministros.

El presidente del Gobierno ha tratado de rebajar así de calmar las discrepancias abiertas en el seno de la coalición, asegurando que lo que existe en Moncloa es “debate”, y ha hecho una llamada a la estabilidad para continuar la Legislatura: “Después de cinco procesos electorales, el Gobierno está empeñado en dar estabilidad política a este país y en una agenda ambiciosa de transformación”, ha repetido en varias ocasiones.

No ha entrado a valorar tampoco las polémicas manifestaciones de la secretaria de Estado Agenda 2030, Ione Belarra, contra la ministra Margarita Robles, quién reclamó a Unidas Podemos lealtad al Ejecutivo. Belarra vinculó a la titular de Defensa como una ministra cercana al PP y Vox.

En cuanto al malestar generado en el Gobierno tras que Unidas Podemos registrara una enmienda con ERC y Bildu para frenar los desahucios, sin el aval de los socialistas, el presidente del Gobierno se ha mostrado ahora a favor de ir “tomando medidas en los próximos meses” para prolongar la prohibición de desahucios que hasta ahora está vigente hasta el 31 de enero.

Bildu: “mal que le pesen a algunos” es democrático

En cuanto al apoyo de Bildu a las cuentas públicas, el presidente del Gobierno, evitando referirse al partido de la izquierda abertzale, ha restado importancia a su apoyo a las cuentas como es reprochado por la oposición y por los colectivos de víctimas del terrorismo. Ha defendido que “mal que le pesen a algunos” los escaños de EH Bildu en el Congreso son democráticos y “legítimamente” votados por los españoles en las últimas elecciones generales.

“Estos 198 escaños representan a la España legítimamente votada por los españoles cuando fueron llamados a las urnas”, se trata de una España democráticamente representada en todos y cada uno de los escaños”.