“Investigaba a Ignacio González y me lo tengo que quedar”

El director adjunto operativo de la Policía Eugenio Pino reconoció que no pudo destituir al ex comisario José Manuel Villarejo

Ignacio González
Ignacio González

La investigación que llevó a cabo el comisario José Manuel Villarejo sobre el ático de Ignacio González, que se hizo al margen del procedimiento judicial, desató una guerra dentro del Partido Popular que provocó la destitución del entonces comisario general de Policía Judicial José Enrique Rodríguez Ulla y del inspector de Marbella Agapito Hermes de Dios. Por el contrario, Villarejo y Enrique García Castaño, que participaron en las pesquisas, no fueron expedientados.

También aquí una grabación requisada muestra al comisario vanagloriarse de haber impedido su destitución tras amenazar a la ex secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, con revelar información comprometedora que afectaba al caso de Ignacio González, entonces vicepresidente de la Comunidad de Madrid.

Y según la transcripción del audio, la ex presidenta de Castilla-La Mancha habría contactado con Villarrejo, poco después de esta supuesta amenaza: “Me llamó la Cospe, joder, no delates a nadie... Y yo ¿cómo que no? Os busco la ruina a todos, al primero al barbas” [en alusión a Mariano Rajoy]”, indica el documento, al que ha tenido acceso LA RAZÓN.

“Fernández Chico”

En su declaración de 17 de enero de 2019 el ex director adjunto operativo de la Policía Eugenio Pino reconoció que entre marzo y abril del 2012 llamó a Villarejo para destituirle: “Le cuento una serie de cosas, veo que no puedo cesarle porque estaba en unas investigaciones referentes a González y a una corrupción del PP en Madrid, y automáticamente me lo tengo que quedar. Venía de atrás por unas investigaciones de Miguel Ángel Fernández Chico”, declaró este mando al ser preguntado por el fiscal Ignacio Stampa sobre sus vínculos con el líder de la trama.

Al ser interpelado de nuevo por el representante del Ministerio Fiscal sobre los motivos por los que Villarejo no fue destituido, Pino cambió de respuesta y se escudó en que el comisario permaneció en la Dirección Adjunta Operativa de la Policía (DAO) porque su cese no era posible por problemas administrativos.