“Todo buen español tiene la obligación de dejar España un poco mejor de lo que la heredó”

Homenaje a la Constitución por parte de una treintena de asociaciones civiles

Nacho Trillo, líder de Resiste España, se dirige a los asistentes en Colón
Nacho Trillo, líder de Resiste España, se dirige a los asistentes en ColónLa RazónLa Razón

Una treintena de asociaciones civiles participaron esta mañana en un acto de homenaje a la Constitución en la madrileña Plaza de Colón.

Antes hubo una carrera por parte de 63 miembros de Resiste España, el “movimiento cívico y civil” que encabeza el empresario madrileño Ignacio Trillo. Casi 19 kilómetros portando once artículos de la Carta Magna y con la enseña nacional como estandarte.

La comitiva hizo seis paradas durante el trayecto: Tribunal Supremo, Congreso de los Diputados, Senado, Palacio de la Moncloa, Tribunal Constitucional y el pebetero de la Plaza de Cibeles. En cada punto participantes alternos se encargaron de leer uno de los cuarenta y cuatro artículos de la Constitución seleccionados para la ocasión.

En Cibeles se cantó “La muerte no es el final” en memoria de los fallecidos por coronavirus. Coincidió que había una manifestación republicana en la zona y Trillo se acercó para que “colaborasen” a que el recuerdo tuviera el respeto merecido. “Porque no importa la ideología de los que han muerto por Covid”, “y españoles somos todos”, afirma, pero “me rechazaron y abuchearon”.

Ya en Colón, un miembro de Resiste España abrió el acto con la lectura de un manifiesto para “reclamar la validez de la base legal que instauró nuestra democracia mediante una Monarquía parlamentaria” y denunciar “el proceso de involución institucional, social y económica provocado por un Gobierno -pretendidamente socialista- con ministros comunistas y el apoyo de separatistas y filoterroristas que, lejos de favorecer la democracia, limita derechos y libertades, debilita la separación de poderes y propicia la liquidación de España como nación”.

Consideran los convocantes que se ha llevado a cabo un “incumplimiento reiterado de ciertos artículos fundamentales de la Constitución durante la instauración del estado de alarma y de sus continuadas prórrogas que, además de no respetar ciertos derechos y libertades de los ciudadanos, ha excedido el plazo máximo legal en su prolongación”.

Intervinieron durante el acto con breves alocuciones Luis Eugenio Togores, Alejo Vidal-Quadras, Hermann Tertsch y Joaquín Echeverría, padre del “héroe del monopatín”, entre otros.

Aparecieron a última hora Rocío Monasterio y Javier Ortega Smith, que llegaban procedentes del acto que Vox había convocado esta misma mañana.

Ignacio Trillo dice que llegaron a juntarse “unas 4.000 personas”, pero destaca que el resultado “es importante no solo por el número sino por sentir que la sociedad civil está empezando a unirse”.

Apunta el responsable de Resiste España que fue “muy emotivo”, y que su empeño sigue siendo “movilizar” a la ciudadanía. Porque “todo buen español tiene la obligación de dejar España un poco mejor de lo que la heredó”, señaló Trillo en su alocución final.

El evento tuvo réplicas en Cataluña, Valencia y Mallorca.