La sede del PP estaba valorada en 42 millones de euros en 2006

Los populares compraron el edificio gracias a un préstamo de Banesto a 30 años, a un tipo máximo del 12%, por 37 millones y 3,3 más de intereses

Sede del Partido Popular en la calle de Génova de Madrid
Sede del Partido Popular en la calle de Génova de MadridCipriano Pastrano DelgadoLa Raz—n

La sede del PP en la calle Génova, de la que Pablo Casado está dispuesto a desprenderse para seguir marcando distancias, también físicas, con el pasado, estaba valorada en 2006 en 42 millones de euros. Así consta en los datos registrales, a los que ha tenido acceso este periódico, en los que en ese mismo año se formalizó la inscripción del edificio a nombre del Partido Popular. En mayo de ese año, el documento deja constancia de que la finca había sido “tasada para subasta” en 42.502.742,71 euros.

Según la Fiscalía Anticorrupción, el PP habría pagado entre 2006 y 2008 un total de 1,5 millones de euros para las obras de reforma de la sede con dinero procedente de la “caja B” del partido, un asunto que está siendo juzgado por la Audiencia Nacional, aunque la vista oral está ahora suspendida por padecer el Covid uno de los acusados, el exgerente del partido Cristóbal Páez, que se sienta en el banquillo junto a Luis Bárcenas, los dos socios y una empleada de Unifica, la encargada de realizar los trabajos, y esta misma empresa y el PP como responsables civiles subsidiarios.

Esa anotación registral plasmaba la adquisición del edificio por parte de los populares en escritura ante notario el 29 de marzo de ese año, después de haber formalizado -según ha adelantado La Sexta- un préstamo con Banesto (ahora Grupo Santander) de 37 millones de euros de principal a un interés máximo del 12% por el que debía abonar otros 3,3 millones en concepto de intereses. En total, más de 40 millones de euros en un plazo de 30 años que concluye el 1 de abril de 2036 y que el PP todavía no ha satisfecho completamente.

Pero eso no es todo, en la escritura se establecen unos intereses de demora, también a un tipo máximo del 12 por ciento, de 8.880.000 euros; 74.000 euros de gastos extrajudiciales y otros 5.550.000 para “costas y gastos”.

Según consta en el documento, en el título originario de propiedad la finca tiene una superficie de 851 metros cuadrados, aunque en realidad la superficie construida es de 842 metros cuadrados. En total, el edificio, de forma de polígono irregular de seis lados, cuenta con una planta baja, una entreplanta y siete plantas más de oficinas, un ático y un sobreático, todas comunicadas entre sí por una escalera principal y tres ascensores.

Cuatro plantas de aparcamiento

Bajo la superficie está edificada una superficie total de 3.371 metros cuadrados repartidos en cuatro sótanos destinados a plazas de aparcamiento, cada una de ellas de 842 metros cuadrados, además de diversas instalaciones como el centro de transformación eléctrica.

En la planta baja, situada a nivel de la calle Génova -reseña la anotación registral-, se encuentran el portal, el vestíbulo de entrada al edificio con el cuarto de contadores y la conserjería, el vestíbulo de acceso a los garajes, las rampas de subida y bajada al parking y dos locales comerciales.

Los superficie construida se reparte como sigue: primera planta (842 metros cuadrados) y de la segunda a la sexta, donde se encuentran sendos locales de oficinas, un total de 4.427 metros cuadrados. En la planta séptima, otro 598 metros cuadrados, ya que una parte de la misma es una cubierta de 286 metros cuadrados, bajo la que se sitúa el núcleo común de comunicaciones, la maquinaria de los ascensores, la instalación de aire acondicionado, el grupo frigorífico, el cuarto de calderas y el de ventiladores que se reparten en 203 metros cuadrados. Sobre la última planta se sitúa la sobrecubierta, de idéntica superficie que la anterior, destinada a albergar las torres de enfriamiento y los ventiladores.

La Fiscalía Anticorrupción mantiene que el PP destinó 664.000 euros en 2006 procedentes de la “caja B” al pago de la remodelación de su sede de la calle Génova y que dos años después pagó otros 888.000 euros para la ejecución de las obras contratadas con la empresa Unifica.