Hasel tiene pendiente otra condena de seis meses por dar una brutal paliza a un periodista

En 2016 atacó a un periodista de TV3 en una protesta en la Universidad de Lérida. Por esos actos, que están pendientes de recurso, sumaría seis meses más de prisión

El rapero Pablo Hasel es conducido a prisión por los Mossos
El rapero Pablo Hasel es conducido a prisión por los Mossosreuters

El rapero Pablo Hasel no solo se enfrenta a nueve meses de prisión por enaltecimiento al terrorismo. A la condena de dos años y medio confirmada por la Audiencia de Lérida la pasada semana por amenazar al testigo de un juicio contra unos guardias urbanos, suma ahora nueva otra pendiente de recurso por atacar a un periodista de TV3, quien cubría un acto de protesta celebrado en la Universidad de Lérida en junio de 2016.

Como puede verse en el siguiente vídeo, Hasel participó en un acto en el que anunciaban a la prensa que ponían fin al encierro junto a activistas de extrema izquierda, en el que acabó dando puñetazos a un cámara de TV3 y otros periodistas. Se le juzgó por este acto en junio 2020, donde se le pedía seis meses de cárcel por un delito de lesiones y una indemnización de 12.000 euros a la víctima. También se le impone un delito de coacciones, junto a otras tres personas, y una multa de 5.400 euros por haber impedido que los periodistas grabaran tapándoles las cámaras, Actualmente, la condena está pendiente de recurso.

El juzgado de lo Penal número 1 de Lleida considera probado que Hasel empujó, insultó y roció con un líquido de limpieza al periodista, y por este motivo, además de la pena de prisión, le obliga a indemnizar a la víctima con 12.150 euros, ha informado este viernes el diario ‘Segre’.

Las condenas de Hasel

Hasel cumple ya prisión desde la pasada semana por un delito de enaltecimiento del terrorismo, e injurias y calumnias a la monarquía y a las fuerzas de seguridad del Estado, por difundir mensajes atentatorios en redes sociales. Además, deberá hacer frente al pago de una multa de aproximadamente 30.000 euros. Hasel fue condenado por publicar en su perfil en redes sociales hasta 64 tuits donde adjuntaba vídeos que incitaban a la violencia y vejaban a la Corona, a la Policía y a la Guardia Civil. 

Nada más ser encarcelado, la Audiencia de Lleida confirmó una nueva condena para Pablo Hasel, que podría alargarle la estancia en prisión. En esta ocasión, el castigo impuesto es una pena de 2 años y medio de prisión (1 año y 9 mes de prisión por el delito de obstrucción a la justicia, y 9 meses de prisión por un delito de amenazas), aunque queda sin efecto la pena de multa por el delito de maltrato de obra. Este caso tiene su origen en la amenaza a un testigo en un juicio contra unos guardias urbanos de Lleida. Hasel tiene todavía margen para recurrir ante el Tribunal Supremo. El juzgado de Lleida, si lo pide la Fiscalía, tendrá que decidir si obliga al rapero a cumplir con esta condena o espera hasta la ratificación del Alto Tribunal. 

En 2015, fue condenado a dos años de prisión porque, según establecieron los magistrados, sus alabanzas a ETA o Al Qaeda en algunas de las canciones que el rapero subía a Youtube, latía “de una manera patente el discurso del odio”. En esa ocasión, la sentencia no se ejecutó al carecer de antecedentes penales. Sin embargo, ahora sí resulta determinante para cumplir esta segunda pena, ratificada por el Supremo al insistir en que el discurso del odio no está amparado por el derecho a la libertad de expresión.