El juez de “Kitchen” interrogará al perito que ve manipulados los sms atribuidos a Fernández Díaz

García Castellón considera “útil y necesaria” esa comparecencia, solicitada por la defensa del ex ministro, para el esclarecimiento de los hechos investigados

El exministro de Interior Jorge Fernández Díaz (izda.), acude el careno con Francisco Martínez en la Audiencia Nacional el pasado noviembre
El exministro de Interior Jorge Fernández Díaz (izda.), acude el careno con Francisco Martínez en la Audiencia Nacional el pasado noviembreAlberto R. RoldánLa Razón

El juez del “caso Kitchen” tomará declaración al perito informático que concluyó en un informe que los sms que el exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez atribuye al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz sobre el supuesto espionaje a Luis Bárcenas están manipulados.

Así lo ha acordado el magistrado Manuel García Castellón a petición de la defensa de Fernández Díaz, aunque por ahora no fija la fecha para esa comparecencia para que “ratifique y aclare” su dictamen de noviembre del pasado año. Una diligencia que, según el instructor, resulta “útil y necesaria a los efectos del esclarecimiento de los hechos”.

Sin embargo, García Castellón ha rechazado -con el aval de Anticorrupción- otra petición del abogado del exministro, quien instó al juez a que reclamara al Consejo General del Notariado que aclarase si activó el protocolo de blanqueo y reclamó al notario de Mahón Alberto Vela el acta notarial que recoge los mensajes protocolizados en junio de 2019.

Pero para el instructor esa diligencia resulta “inútil e innecesaria” dado que no es ahora, sino en su caso en el juicio que se celebre por estos hechos, cuando el tribunal deberá “valorar el alcance de las actas notariales”, en las que Francisco Martínez, primero en Mahón y luego en Madrid, plasmó en 2019 esa cadena de mensajes sobre la supuesta operación parapolicial puesta en marcha por Interior en 2013 para sustraer a Bárcenas documentación comprometedora para el PP.

Hechos “ajenos” a la causa

En la resolución en la que rechaza llevar a cabo esa petición, el juez de la Audiencia Nacional argumenta, además, que la pretensión de Fernández Díaz hace referencia a “elementos circunstanciales” que según su defensa “rodearon el otorgamiento del acta de 13 de junio de 2019”, que considera “ajenos a esta causa”. De ahí que entienda que “nada aporta a los efectos del esclarecimiento de los hechos investigados en el presente procedimiento realizar el requerimiento solicitado”.

La Fiscalía Anticorrupción se había opuesto a la práctica de esta diligencia por los mismos motivos esgrimidos por el instructor, pero a su vez resaltó que las circunstancias que rodearon a la firma de ese acta notarial “ya motivaron que el Ministerio Público interesara la deducción de testimonio” para esclarecer si por parte del notario Alberto Vela “se hubiera podido cometer algún tipo de delito, que sería, pues, ajeno a la presente causa”.

De hecho, el juez remitió a los juzgados de Mahón esas diligencias para esclarecer si a raíz de la conversación de whatsapp entre dicho notario y Francisco Martínez el 11 de marzo de 2020 (en relación al procedimiento para borrar mensajes, según explicaron ambos referidos a unos chistes subidos de tono), Vela pudo incurrir en un delito de revelación de secretos.

Y es que ese mismo día la Audiencia Nacional reclamó al notario una copia de esas actas “con expresa advertencia del carácter secreto de las actuaciones” y 48 horas después desde la Audiencia Nacional se remitió un oficio al Consejo General del Notariado en ese mismo sentido.

Para la defensa de Fernández Díaz, que ejerce el letrado Jesús Mandri, ese intercambio de mensajes entre ambos “guardaba relación directa con el contenido del acta notarial”, que incluye varios sms que se atribuyen a Fernández Díaz y que éste niega haber enviado y recibido”.

Según el letrado, esos mensajes y los protocolizados posteriormente ante un notario de Madrid, “constituyen el único elemento que vincula directamente” al exministro “con los hechos objeto de investigación”. El abogado del exministro pretendía acreditar con esa petición al Consejo del Notariado que el acta ante el notario de Mahón “se otorgó en extrañas e irregulares circunstancias”.