Las claves del “caso Juana Rivas”: del #juanaestáenmicasa a la entrega de los dos menores

Los hechos tuvieron lugar en el verano de 2017, cuando esta madre permaneció un mes en paradero desconocido junto a sus dos hijos para no entregarlos al padre con el argumento de protegerlos frente a él

Juana Rivas tendrá que esperar a que el TS resuelva si reduce su pena
Juana Rivas tendrá que esperar a que el TS resuelva si reduce su pena

Hablar del caso Juana Rivas es hablar de un caso mediático con numerosas aristas judiciales que saltó a la Prensa hace ya cinco años y que hoy tenía una cita importante en el Tribunal Supremo ya que se había convocado un pleno para la deliberación y el fallo del recurso de casación presentada por Juana contra su condena a cinco años de prisión por sustracción de sus dos hijos menores. El Tribunal Supremo seguirá estudiando este caso el próximo 26 de abril. Probablemente, muchos de ustedes recuerden el hashtag #juanaestaenmicasa. A continuación, repasamos las claves de este caso que tuvo a la opinión pública en vilo en verano de 2017.

¿Que es el caso Juana Rivas?

Los hechos tuvieron lugar en el verano de 2017, cuando esta madre permaneció un mes en paradero desconocido junto a sus dos hijos para no entregarlos al padre con el argumento de protegerlos frente a él, el italiano Francesco Arcuri, quien en 2009 fue condenado por malos tratos y al que ella volvió a denunciar por maltrato en 2016.

¿Cuándo se inició la relación?

Juana Rivas, con 23 años, decide tomarse un tiempo para aprender inglés y se va a Londres. Es en la capital británica donde conoce a Francesco Arcuri y se enamoran.

¿Cuándo pone la primera denuncia?

Una madrugada de mayo de 2009, cuando Juana regresaba a casa, Francesco le da una paliza, según el testimonio de Rivas. Le denuncia y su pareja reconoce los golpes para poder seguir viendo al niño.

Denuncia por sustracción de menores

En agosto de 2016, él presenta denuncia por sustracción internacional de menores. En este momento, cada uno ha denunciado al otro. Mientras la denuncia por malos tratos de ella contra él no avanza por motivos, la de sustracción de menores coge velocidad. En diciembre de 2016, una juez emite el primer auto: Juana Rivas ha de entregar sus hijos a su padre para que vuelvan “a su residencia habitual con anterioridad a la sustracción, en este caso Italia”. Rivas apela y en abril, la Audiencia de Granada ratifica que debe entregar los niños a su padre.

Entrega de los menores

Las sentencias obligaban a Rivas a devolver a sus hijos. A finales de agosto, Rivas reaparece y entrega a sus hijos.

Recorrido judicial del caso: pena de cinco años

El planteamiento del recurso presentado pretende, por una parte, la absolución de la granadina Juana Rivas con el argumento de que la madre, que entendía que actuaba en beneficio de sus hijos, estuvo firmemente convencida del maltrato a los menores que presuntamente cometió el padre de estos y expareja, el ciudadano italiano Francesco Arcuri.

Por otra parte, la defensa ve excesivos los cinco años de prisión a los que fue condenada, considera que al negarle la custodia al padre no se habrían producido dos delitos de sustracción de menores sino solo uno, y rebate que la pena no se haya impuesto en su rango mínimo legal