El TC estudiará la fórmula de acatar la Constitución de diputados independentistas y de Podemos

Admite a trámite el recurso de PP y Vox contra el aval del Congreso y del Senado a esos juramentos o promesas para aclarar su doctrina ante las “nuevas realidades sociales”

Thumbnail

El Pleno del Tribunal Constitucional ha acordado por unanimidad admitir a trámite los recursos de amparo interpuestos por PP y Vox contra los acuerdos de las mesas de Congreso y Senado que avalaron las fórmulas utilizadas por algunos diputados independentistas y de Unidas Podemos para jurar o prometer acatar la Constitución.

Los magistrados consideran que los recursos presentados pueden dar ocasión para aclarar o cambiar la doctrina del tribunal, como consecuencia del surgimiento de “nuevas realidades sociales” y porque entienden que el asunto planteado trasciende del caso concreto porque pudiera tener “consecuencias políticas generales”.

El líder de Vox, Santiago Abascal, y otros diputados de su partido, el senador Javier Maroto y otros senadores del PP y la ahora ex parlamentaria Cayetana Álvarez de Toledo y seis diputados del PP recurrieron en amparo los acuerdos adoptados por las presidentas del Congreso y el Senado de 3 de diciembre de 2019, respectivamente, y las resoluciones de la Mesa del Congreso y el Senado de 13 de diciembre de 2019 y 23 de enero de 2020, respectivamente, que dieron validez a las distintas fórmulas de juramento o promesa del cargo de los diputados y senadores que tomaron posesión para la XIV legislatura.

Para PP y Vox con esos mecanismos de acatamiento se han podido lesionar el derecho a la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos a través de sus representantes y el derecho a permanecer en el ejercicio de su cargo representativo en condiciones de igualdad, ambos recogidos en el artículo 23 de la Constitución.

“Contra el fascismo, el franquismo y el racismo”

La doctrina del TC al respecto establece que ”lo decisivo es que el acatamiento de la Constitución sea incondicional y pleno”, avalando que hacerlo “por imperativo legal” (recurso utilizado también por parlamentarios de la izquierda abertzale al asumir su condición de diputados) no supone que no se acate la Carta Magna.

«Con lealtad al mandato democrático del 1 de octubre y al pueblo catalán”, “por la libertad de los presos políticos y exiliados”, “prometo hasta la creación de una República vasca», «por la libertad de los presos políticos y exiliados políticos”, “por la República catalana» fueron algunas de las fórmulas a las que se acogieron para acatar la Constitución diputados de ERC, JxCat y Bildu en la sesión inagural de la anterior legislatura.

Algo que se repitió en la primera sesión de la actual, en la que a un parlamentario independentista se le escuchó un singular acatamiento «contra el fascismo, el franquismo y el racismo, por la libertad de los presos políticos y por la República catalana».