El comisario García Castaño reconoce que informaba “periódicamente” al ex ‘número dos’ de Interior de la “Kitchen”

El ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo rechaza que la investigación al ex tesorero del PP fuera ilegal

El ex comisario del Cuerpo Nacional de Policía y ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO), Enrique García Castaño "El Gordo", en el Congreso de los Diputados
El ex comisario del Cuerpo Nacional de Policía y ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO), Enrique García Castaño "El Gordo", en el Congreso de los DiputadosMariscalEFE

El ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) Enrique García Castaño ha reconocido este jueves en su intervención en la comisión de investigación que se desarrolla en el Congreso de los Diputados sobre el espionaje a Luis Bárcenas que informaba de forma “periódica” al ex secretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior Francisco Martínez de la investigación que llevó a cabo, sin control judicial, al ex tesorero del PP.

Asimismo, ha confesado que “engañó” a una mujer para poder entrar en el estudio que tenía Rosalía Iglesias, la mujer de Luis Bárcenas, en la Calle del General Díaz Porlier, en Madrid. Pero ha rechazado que registrara estas dependencias. No obstante, y a preguntas del diputado de ERC Gabriel Rufián, ha reconocido la gravedad que supone haber allanado el inmueble: “En mi afán de colaborar me estoy acusando de algo grave, que sé que es grave”, ha resaltado.

También ha explicado que Sergio Ríos, el que fuera chófer de Bárcenas y confidente de la “Kitchen”, le entregó unos dispositivos electrónicos del ex tesorero, y que así fue como recibió tres móviles de Bárcenas que fueron volcados para obtener la información contenida en su interior.

No daba “detalles operativos”

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón investiga este operativo parapolicial, que el comisario jubilado José Manuel Villarejo denominó “Operación Kitchen, y por el que está imputado García Castaño, conocido con el apelativo de “El Gordo”.

“Informaba puntualmente al jefe de la UDEF”, ha asegurado García Castaño, que después ha negado que haya habido una “operación Kitchen”: “Levantábamos un acta por cada seguimiento”, ha relatado este comisario jubilado, que después ha especificado que también informaba al director adjunto operativo (DAO) de la Policía Eugenio Pino, y al secretario de Estado, Francisco Martínez, aunque a este último no le daba “detalles operativos”.

“Operación Bárcenas”

A preguntas del diputado socialista Felipe Jesús Sicilia Alférez. García Castaño ha explicado que participó en lo que denominó “operación Bárcenas” después de que el director adjunto operativo Eugenio Pino se lo pidiera: “Me dice que necesita mi ayuda para culminar la investigación de Bárcenas, que le faltaba una pata. Se buscaba dónde tenía el dinero. Nadie me dice de robar nada”, ha contestado el comisario, que ha reconocido que se le dijo que no dijera nada “al comisario general”, Enrique Barón.

Al ser interpelado por el diputado de Unidas Podemos Rafa Mayoral, García Castaño ha reconocido que investigó a Bárcenas sin mandato judicial, y al margen de la Policía Judicial adscrita al Juzgado Central número 5 de la Audiencia Nacional que instruía los casos “Gürtel” y de los “papeles de Bárcenas”.

Este mando policial ha negado, por el contrario, que hablara de temas policiales con la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal, aunque sí que ha apuntado que supone que el comisario Andrés Gómez Gordo, también imputado en el ‘caso Kitchen’, y que llevó la seguridad de la política cuando fue presidenta de Castilla-La Mancha, informaba a su jefa: “La señora Cospedal lo sabía porque Gómez Gordo le informaba”, ha completado.