El Gobierno dice ahora que descarta cambios legales por el estado de alarma pese a contemplarlo hace unas horas

El presidente del Gobierno contradice lo anunciado por el ministro de Justicia y el de Política Territorial

El caos, el descontrol y el cambio de criterio es el denominador común de las declaraciones del Gobierno respecto al estado de alarma. Si esta mañana el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en un artículo en El País, se mostraba abierto a que el Gobierno revisara las leyes si el Tribunal Supremo como consecuencia de las previsibles sentencias negativas, esta tarde el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha cambiado de opinión y ha rechazado esta posibilidad al asegurar que las Comunidades cuentas con suficientes herramientas para hacer frente a la pandemia.

El presidente matiza las palabras de Campo que también el propio ministro rectificó en Al Rojo Vivo al asegurar que el Ejecutivo no prepara ninguna reforma legal destinada a amparar las restricciones sanitarias que adopten las comunidades autónomas tras el final del estado de alarma. El mantra que repiten desde Moncloa es que la actual cobertura jurídica ofrece un un “arsenal normativo” suficiente, al tiempo que recuerda que todas las comunidades puedes solicitar que se decrete el estado de alarma en su comunidad.

No obstante, Campo no fue el único miembro del Ejecutivo que durante el día de hoy planteó la posibilidad de legislar para evitar que la crisis sanitaria se judialice, tal y como prometió a Ciudadanos y reclama la oposición, especialmente el Partido Popular que desde el inicio de la crisis sanitaria está pidiendo una Ley de Pandemias.

Así, también a primera de esta mañana, el ministro de Política Territorial, Miqel Iceta, en una entrevista en Radio Euskadi, insistía en que “habría que ver si corresponde tomar alguna reforma legislativa”. Papel mojado.

Las declaraciones de ambos ministros se produjeron un días después de que, con el fin del estado de alarma en todo el territorio español, se produjeran una avalancha de conglomerados de personas en las calles a medianoche que estaba celebrando el fin de las restricciones a la movilidad o la reunión entre personas.

No en vano, bajo la legislación ordinaria, los territorios no pueden restringir los derechos fundamentales por lo que tiene las manos atadas para evitar que este tipo de imágenes vuelvan a sucederse.

Ya esta tarde, el presidente del Gobierno ha desmentido a sus dos ministros. Pedro Sánchez ha descartado que se vayan a producir cambios legales para poder amparar a las comunidades autónomas, insistiendo una vez más en que éstas cuentan con “herramientas suficientes” para hacer frente a la pandemia.

Desde Atenas, donde ha viajado para participar en un foro económico y reunirse con su primer ministro, Sánchez se ha remitido a las declaraciones respecto a este debate que ha hecho durante la jornada el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo.

“El Gobierno de España tiene claro que ahora mismo todas las comunidades autónomas tienen los instrumentos suficientes para hacer frente” a la pandemia en este estadio, ha recalcado en sus primeras declaraciones a la prensa desde las elecciones en la Comunidad de Madrid hace una semana.

Durante los seis meses del estado de alarma se ha acumulado un “acervo” y se ha dado “cobertura jurídica” a decisiones difíciles que se han tenido que “tomar entre todos”, ha insistido el presidente del Gobierno, que ha aprovechado para poner en valor lo bien que está avanzando la vacunación.

Otra vez, el Gobierno vuelve a cambiar de opinión y rectifica en menos de 24 horas. Una actitud que está generando malestar entre los propios socios del Ejecutivo. En este sentido, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, se ha mostrado “atónito” ante el “giro” en el posicionamiento mantenido hasta ahora por el Gobierno en relación al fin del estado de alarma, ya que “no admite que ha metido la pata”.