Cataluña

La Audiencia eleva a 2,6 millones el precio de la colección de coches de lujo de Pujol Ferrusola

Actualiza la tasación efectuada en 2018 antes de sacarlos a subasta y añade otros tres vehículos, entre ellos dos Porsche, valorados en 222.300 euros

Los coches de lujo de Pujol Ferrusola se encuentran en una nave desde 2015 bloqueados por orden judicial
Los coches de lujo de Pujol Ferrusola se encuentran en una nave desde 2015 bloqueados por orden judicial

La Audiencia Nacional sacará a subasta la colección de coches de lujo de Jordi Pujol Ferrusola, el primogénito del ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol, para que el dinero recaudado sirva para hacer frente a posibles responsabilidades civiles a las que, en su caso, sea condenado (de momento, el tribunal le reclama una fianza de 7,5 millones).

Y lo hará con una nueva tasación que actualiza la realizada en 2008 y que fija el valor de la flota -que incluye ahora tres Ferrari, dos Porsche, otros tantos Lamborghini, dos Mercedes, un Jaguar, un Lotus y un Seat-600- en 2.600.560 euros (frente a los 1,8 millones anteriores), según ha comunicado al juez Santiago Pedraz, instructor de la causa, la Oficina de Recuperación y Gestión de Activos (ORGA) en un escrito al que ha tenido acceso LA RAZÓN.

La nueva tasación, realizada este mismo mes de junio y formalizada en cuatro informes periciales, fija en 678.400 euros el valor de un Ferrari F-40 (antes tasado en 300.000 euros); en 61.100 el previo de un Ferrari 328 GTS (antes 77.500 euros) y en otros 71.300 euros el valor de un Ferrari F110 Testarrosa (en la anterior tasación valorado en 120.000). Además, atribuye un precio de 113.900 euros a un Jaguar E-Type 3.8 Roadster (antes 148.000 euros), de 218.600 a un Lamborghini 132 SE Diablo (que también se deprecia, pues su valor se fijó en 250.000 euros) y de 959.000 euros a un Lamborghini Miura (que ve incrementado su precio respecto a los 816.000 euros en los que se tasó).

Plazo de diez días para la subasta

Al resto de la flota -un Lotus Elan S1 (que pasa de 14.400 euros a 25.660), un Mercedes-Benz SLR McLaren (de 62.725 euros a 173.200) y un Mercedes –Benz 230 SL Pagoda (tasado antes en 56.500 euros y ahora 77.100)- se les añaden ahora tres vehículos tasados por primera vez por orden judicial: un Porsche 356 Super 90 XJ, valorado en 109.500 euros, un Porsche 911S Targa de 105.200 euros y un Seat 600-E Réplica Abarth de 7.600 euros.

La subasta electrónica se llevará a cabo pasado un plazo de diez días si la Audiencia Nacional no pone antes objeciones (Pedraz ya ha dado traslado de la nueva tasación a la Fiscalía para que se pronuncie al respecto) a través del Portal de Subastas de la Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado. Pero el precio mínimo de adjudicación, deja claro la ORGA, dependiente del Ministerio de Justicia, no será inferior “al de su valor a efectos de subasta”, tal y como ordenó el instructor, que dispuso que esos coches de alta gama no sean vendidos “por un precio inferior al 100% de su valor”.

Eso sí, el organismo insta a la Audiencia a que levante la prohibición de disponer de ellos que pesa sobre los vehículos -inmovilizados en una nave industrial desde 2015- librando los correspondientes mandamientos y oficios al Registro Provincial de Bienes Muebles de Barcelona y a las Jefaturas Provinciales de Tráfico correspondientes.

Devaluados en un garaje desde 2015

La defensa de Pujol Ferrusola se quejó al juez de que al llevar bloqueados en un garaje por orden judicial desde hace más de cinco años los turismos se estaban devaluando cada vez más, menguando también la garantía con la que pueda hacer frente a una posible condena de responsabilidad civil. “Por su peculiar singularidad” y “su carácter único y escaso”, argumentó, estos coches ven gradualmente aumentar su valor a lo largo del tiempo siempre y cuando “se mantengan en condiciones óptimas”, unos “especiales niveles de cuidado” que no podía dispensarles, por lo que se estaban “deteriorando”.

Pero tras acordar el juez su venta mediante subasta, el primogénito de la familia Pujol Ferrusola se quejó de que los precios estaban desactualizados, insistiendo en que su valor se había triplicado en algunos casos. Según expuso, si se llevaba a cabo la venta en los términos acordados en 2018 la subasta resultaría “antieconómica” y “más perjudicial” que mantenerlos en depósito.

Pujol Ferrusola esgrimió que el Lamborghini Miura es un vehículo “muy escaso en el mundo”, hasta el punto de que no existe una sola oferta similar en España, por lo que su valor de mercado, que fijó en 2,5 millones, es “dos e incluso tres veces superior”. Ahora, se ha tasado por menos de un millón de euros. “Se trata de un vehículo tan excepcional que muchas veces las páginas de venta especializadas ni tan siquiera especifican su precio”, argumentó su defensa buscando obtener una mayor recaudación por los coches que aminore el desembolso por una supuesta condena de responsabilidad civil.

Fianza de 7,5 millones

En cuanto al Ferrari F-40 (valorado ahora en más del doble), Pujol Ferrusola aseguró que su valor de mercado (antes de 62.725 euros) era “más de cuatro veces superior”, al igual que el del Mercedes-Benz SLR McLaren, que sin embargo la nueva tasación sitúa en 173.200 euros.

Del Mercedes –Benz 230 SL (tasado en 56.500 euros en 2018) dijo que su precio real es “más del doble” y del Lotus Elan (14.400 euros) afirmó que se trata también de un coche “muy escaso en el mercado y su precio es sensiblemente superior”. Ahora, el primero ha sido tasado en 77.100 euros y el segundo, en 25.660 euros.

La Fiscalía pide una condena de 29 años de cárcel para Pujol Ferrusola por delitos de asociación ilícita, blanqueo, fraude fiscal, falsedad documental y alzamiento de bienes en la causa en la que acusa a toda la familia del ex president -salvo a su esposa Marta Ferrusola, apartada del procedimiento por una demencia sobrevenida- de ocultar en Andorra al menos desde el año 1991 “una ingente cantidad de dinero” procedente del “favorecimiento a determinados empresarios para que resultaran adjudicatarios de distintos concursos públicos de la administración pública catalana».

La Audiencia reclama una fianza de siete millones y medio de euros al primogénito del clan Pujol Ferrusola para afrontar, precisamente, posibles responsabilidades civiles,