Olona revela cómo se gestó el recurso de Vox contra el estado de alarma “inconstitucional”

Los de Abascal se percataron de que Sánchez había recurrido a un” estado de excepción encubierto” bajo la alarma por petición de ERC y Bildu

La portavoz de VOX en el Congreso, Macarena Olona
La portavoz de VOX en el Congreso, Macarena OlonaJon Rodriguez BilbaoEFE

La secretaria general del Grupo Vox en el Congreso, Macarena Olona, ha revelado cómo se gestó el recurso de Vox contra el estado de alarma y la importancia del fallo del Tribunal Constitucional. Destacó que “se ha escrito una página en la historia del constitucionalismo español gracias al recurso de Vox”, y ha subrayado “la importancia capital de este varapalo sin precedentes al Gobierno” ante un “atropello” que tampoco tenía precedentes.

“Puerta de atrás”

El Grupo parlamentario Vox registró numerosas enmiendas para la segunda prórroga del estado de alarma. Aunque los de Abascal fueron el primer partido que apoyó el estado de alarma, incluso llegó a pedirlo una semana antes de su aprobación el 14 de marzo de 2020 porque, entendieron entonces que era necesario, “ante una pandemia que no entiende de fronteras asumir bajo un mando único todas las decisiones en materia sanitaria y sobre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad”. Entonces, esa limitación solo se podía llevar a cabo con un estado de alarma.

Vox aprobó el primer estado de alarma del Gobierno porque lo que hicieron fue incluir la limitación de la movilidad, incluida la de ir a trabajar. Y, ¿dónde surgió el problema? Olona recuerda que tres días después de decretar esa medida excepcional, Pedro Sánchez compareció ante los medios diciendo que iban a aprobar un Real Decreto que “modificaba la prórroga” y por cuya virtud se acordó el “secuestro domiciliario” de los españoles, apunta la diputada de Vox. De esta manera, quedaban suspendidos de manera generalizada “nuestros derechos fundamentales, particularmente el de residencia y circulación”.

“Fraude constitucional”

La secretaria general de los de Abascal en el Congreso destaca que “esto se hizo así porque fue una exigencia de ERC y Bildu”; ya que, según indica, los socios de Sánchez no habrían tenido forma de trasladar a sus votantes que otorgasen los poderes que comporta un “estado de excepción”, lo que supone la adopción generalizada de una restricción de derechos fundamentales. Es decir; no podía acordarse el confinamiento sin estado de excepción. “Por esto se acudió a un fraude constitucional”, porque, primero se recurrió a un “estado de alarma” y luego a la fórmula de “confinar”, algo de lo que Vox se dio cuenta solo tres días después de la aprobación del Real Decreto. ¿Con qué fin? Lograr los apoyos en el primer estado de alarma. Desde entonces Vox advirtió, de manera reiterada, que lo que se había impuesto era un “estado de excepción encubierto” algo que, afirma Olona, “quedó demostrado cuando, en el momento de debatirse”, momento en el que Vox presentó enmiendas haciendo constar que se estaban vulnerando derechos fundamentales de los españoles. Y es que, un estado de excepción, según apuntan habría sido “inasumible” para los separatistas ya que es tanto como que recaiga todo el poder en el Estado. Se estaba en la batalla del relato.

Recurso

La diputada de Vox ha explicado que en su recurso destacaron, en previsión de la respuesta del TC, que el partido no era “desconocedor de la situación de extrema gravedad que estábamos atravesando”. Pero, subraya que su argumento fue “que en modo alguno podía conllevar una degradación de la democracia y no podían adoptarse normas en contra la Constitución”.

Olona indica que “la sentencia se bloqueó en el mes de junio porque el bloque que supuestamente estaba a favor de la sentencia se dividió” y que “en el día de ayer todavía el presidente del TC hizo un amago de suspender la deliberación y dejarlo para septiembre con la finalidad de que el nuevo Gobierno no tuviese este varapalo”.