España

La madre de Isaac, el joven asesinado: “Que se acabe el odio y las bandas latinas”

Familiares y amigos del rapero “Little Kinki” se reunen en el Parque del Oeste para pedir Justicia

María y Ángeles, abuela y madre de Isaac respectivamente, participan en un homenaje a su nieto e hijo Isaac, un joven asesinado el miércoles por la noche, en el Parque del Oeste.
17 JULIO 2021
Isabel Infantes / Europa Press
17/07/2021
María y Ángeles, abuela y madre de Isaac respectivamente, participan en un homenaje a su nieto e hijo Isaac, un joven asesinado el miércoles por la noche, en el Parque del Oeste. 17 JULIO 2021 Isabel Infantes / Europa Press 17/07/2021 FOTO: Isabel Infantes Europa Press

Puede decirse que Isaac tenía dos familias: la de sangre y la rapera, con quienes pasaba horas y horas rimando en el parque bajo el nombre de “Little Kinki”. A pesar de que a las 19:00 horas el termómetro aún no había decidido bajar de los 40 grados en el Parque del Oeste de Madrid, ambas familias quisieron reunirse para rendir un sentido homenaje al joven con síndrome de Asperger asesinado la noche del pasado miércoles en un túnel de la calle Comercio. Muy cerca del Arco de la Victoria de Moncloa, donde tantas veces habían celebrado «batallas de gallos» (pequeñas competiciones de rap improvisado) sus amigos colocaron un atril con dos fotos de Isaac, un par de sillas y un par de bafles para, antes de rapear en su honor, dedicarle unas palabras todo aquel que quisiera decir algo.

Los DDP, bajo sospecha

Fue su madre, Mari Ángeles Tirado, quien rompió el silencio ante un centenar de jóvenes para agradecer el apoyo que ha recibido estos días y pedir Justicia por el crimen de su hijo. «Se acabó el odio. Que se acabe el morir por colores, por banderas; que se acaben las bandas», dijo en referencia a que la Policía investiga si al chico le apuñalaron integrantes de la banda latina Domincan Don’t Play (DDP). Al parecer, según el testimonio de este joven, algunos chicos de estas bandas que paraban por las canchas de baloncesto cercanas a casa de Isaac se metían con él aunque se están investigando también otras cuestiones.

“La Policía no me dejaba mirar”

Ocurrió la noche del miércoles cuando salía de su casa. Había quedado con un amigo para grabar un videoclip y le llamó pro teléfono: «Me están siguiendo, bro», parece que le dijo y segundos después le habían dado cuatro puñaladas por la espalda. El Grupo VI de Homicidios de la Policía Nacional analiza ahora cámaras de la zona y posibles testigos para tratar de identificar a los autores. El amigo de Isaac llamó enseguida a Mari Ángeles, que acudió al lugar. «Me llamó cuando le estaban asesinando», recordaba ayer para este diario. «Cuando llegué la Policía me metió en un coche para que no le viera así, no me dejaban salir. Le asesinaron vilmente en un túnel sin haber hecho nada», dice antes de romperse a llorar. La mujer agradece al Ayuntamiento de Madrid haber sufragado los gastos del sepelio y ahora han creado un crowdfunding para costear abogados y donarlo a asociaciones de Asperger.

Desarrolló herramientas

Isaac López Tirado había cumplido los 18 el pasado 2 de junio y desde muy pequeñito le habían diagnosticado este síndrome. Su tía Isabel recordaba que gracias a que pudo contar con equipos de detección temprana siempre tuvo ayuda de profesionales y logró desarrollar muchas herramientas para adaptarse a la sociedad. «Era un niño muy bueno. Siempre le recordaremos con su sonrisa, siempre picando», decía su hermana mayor.

“No es una enfermedad”

Isaac quedó huérfano de padre a los 8 años pero logró sobreponerse a la adversidad y había encontrado una pasión: la música rap. Pasaba horas y horas componiendo, rimando y reuniéndose con jóvenes en los parques para practicar, como recordaba ayer uno de ellos. «Era muy bueno en la puesta en escena, aunque era muy jovencito todavía, se le veía talento», decía Francesco Gianinni de «La Base Rap», organizador del homenaje. «Desde el cielo le seguiremos oyendo rapear. Él no estaba enfermo, enfermos estaban quienes le mataron», aclaró una amiga de la familia. En este sentido, un joven quiso salir a «dejar claro» que «tener Asperger es una condición, no una enfermedad», unas palabras que recibieron un largo aplauso por parte de todos los asistentes.

Los asistentes al homenaje de Isaac colocaron velas delante de su foto
Los asistentes al homenaje de Isaac colocaron velas delante de su foto FOTO: La Razón La Razón