Ceuta paraliza el retorno de menas hasta que la justicia decida

La Audiencia da cinco días a Interior para que remita el expediente administrativo

Repatriación de los menores marroquíes a través de la frontera del tarajal, el pasado lunes
Repatriación de los menores marroquíes a través de la frontera del tarajal, el pasado lunesReduánEFE

La encrucijada judicial de la repatriación de menores que llegaron de manera irregular a Ceuta en el mes de mayo suma un nuevo capítulo. La devolución de menores se paralizará hasta que no haya un fallo judicial.

El plazo de 72 horas fijado cautelarmente por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de esta ciudad con el que se paralizaban las repatriaciones tenía como objetivo recabar toda la información solicitada a la Delegación del Gobierno y a la Fiscalía sobre el proceso iniciado. Ahora el juez deberá estudiar la documentación y dictar una resolución y hasta que no llegue ese pronunciamiento, Ceuta mantendrá en suspenso el retorno de menores. Se pone así punto y seguido a este embrollo en los tribunales.

Un proceso sobre que el miércoles la Audiencia Nacional también se pronunció al rechazar la suspensión cautelar de las repatriaciones de menores no acompañados que en esta instancia había pedido la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado. La ONG había presentado un recurso contra la comunicación que la Secretaría de Estado de Seguridad remitió el pasado 10 de agosto a la Delegación del Gobierno de Ceuta para que aplicara el acuerdo de retorno de menores a Marruecos de 2007 porque, en su opinión, «estaban bajo la tutela del Estado español», que está «incumpliendo la normativa tanto nacional como internacional».

Interior envió a la Audiencia dicho documento acompañado de un escrito en el que el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, afirma que no se dio ninguna orden ni instrucción para emprender las devoluciones que asumió el gobierno ceutí, tan solo se limitó a rogar que se procediera a efectuar el retorno de los menores respetando sus intereses o derechos.

Cinco días para entregar el expediente

Con las alegaciones de Interior y el escrito que envió a Ceuta, la Audiencia sí se declaró competente para resolver el recurso de la ONG, echando por tierra la tesis del departamento de Fernando Grande-Marlaska de que «no existe acto o instrucción del Ministerio que pueda ser recurrido ante la Audiencia», ya que su escrito solo fue un «ruego». Con el objetivo de arrojar algo de luz a este lío, a Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional requirió ayer «con carácter urgente» al Ministerio del Interior para que en el plazo de cinco días remita «el expediente acompañado de los informes y datos que estime procedentes» relativos a la repatriación a Marruecos de menores no acompañados. Este plazo empieza a correr desde el momento en el que se notifica, que en este caso, según fuentes consultadas por este diario.

En una diligencia de ordenación fechada el 16 de agosto, a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, la Sala indica que al remitir ese expediente el órgano administrativo –Interior– debe comunicárselo a todos los que aparezcan como interesados en el mismo, «acompañando copia del escrito de interposición y emplazándoles para que puedan comparecer como demandados ante esta Sección en el plazo de cinco días»

En un principio, la paralización se aplicaba a 9 menores, pero se hizo extensible a los alrededor de 700 que siguen en la ciudad autónoma. Con esta decisión, la devolución de los menores entra en «stand by» y da cierto aire a las autoridades implicadas en la decisión, es decir el gobierno ceutí e Interior, que está sufriendo cierto desgaste con este asunto.

No en vano, hay que recordar que es la primera vez que se pone en marcha el acuerdo bilateral entre Marruecos y España que permite estos traslados. En este sentido, el ministro de interior, Fernando Grande-Marlaska, aseguró la semana pasada, que en caso de que fuera necesario, se llevarían a cabo los ajustes necesarios.

La fiscalía también frena el retorno de menores

La Fiscalía se suma a la maraña judicial. Pidió a la magistrada del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Ceuta que mantenga paralizadas las repatriaciones de menores migrantes solos desde la ciudad autónoma a Marruecos, tal como acordó el pasado lunes en un auto que tenía como beneficiarios directos a nueve jóvenes, aunque las administraciones acordaron hacer extensiva la medida sobre los 700 que siguen acogidos desde la avalancha de mediados de mayo. El Ministerio Público entiende que «persisten las mismas circunstancias» que la jueza apreció en su primer auto de medidas cautelares, en el que consideró «acreditada» una vulneración del hecho de que «nuestro ordenamiento jurídico exige para la repatriación de menores extranjeros no acompañados la incoación de un expediente administrativo, en el que debe constar datos tan esenciales como los relativos a la filiación o familia»