El homenaje a “Mortadelo” indigna a las víctimas: “Es la prueba de que Otegi y los herederos de ETA mienten”

Un simulacro de cena navideña homenajeó también a presos de ETA en Bilbao: el PP critica a PSOE y PNV por autorizar el acto, que califica de “infame e indecente”

Simulacro de cena navideña con el que familiares de presos homenajearon a los etarras en Bilbao colocando sus fotos en los platos
Simulacro de cena navideña con el que familiares de presos homenajearon a los etarras en Bilbao colocando sus fotos en los platos

Las víctimas del terrorismo consideran que el homenaje en Pamplona al etarra Ignacio Martín Echeverría, «Mortadelo» –recibido con vítores, bengalas y un pasillo de honor el día de Nochebuena tras salir de prisión– evidencia que el compromiso de los presos de la banda y de la izquierda abertzale de terminar con los ongi etorri a los presos de la banda criminal era solo «una estrategia de blanqueo de ETA».

«Cuando el pasado 29 de noviembre Otegi anuncio el fin de los “ongi etorri” ya afirmamos que no creíamos sus palabras, y que la mejor forma de sanar las heridas de las víctimas es colaborando con la justicia para resolver los más de 300 casos sin resolver, y contribuir al derecho a la verdad y la justicia de las víctimas tan necesario para cerrar el duelo», aseguran a LA RAZÓN fuentes de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT).

La asociación que preside Maite Araluce denuncia que «no ha transcurrido ni un mes y ya se han recibido con vítores y aplausos a dos terroristas, “Mikel Antza”e Iñaki Etxeberria (que ha pasado 25 años en prisión cumpliendo condena por seis asesinatos). El tiempo nos ha dado la razón, y ha quedado claro que esa declaración del fin de los homenajes no era más que una estrategia de blanqueo de ETA».

Portero: “Lo triste es que el Gobierno de Sánchez se lo crea”

«Es una tomadura de pelo. Se están pitorreando de nosotros», asegura Daniel Portero, presidente de Dignidad y Justicia (DyJ). «Todo lo que dicen sabemos que es falso; lo triste es que el Gobierno de Sánchez se lo crea e incluso haya llegado a valorar como un paso importante el anuncio del fin de los ongi etorri». «¿Pero cómo se puede dar credibilidad a los terroristas? Yo nunca se la di. Nunca me lo creí. Y sigo exactamente igual».

Para Portero, el homenaje a «Mortadelo» es «una prueba fehaciente de que tanto Otegi como el resto de herederos de ETA que se disfrazan ahora de Bildu mienten». Según él, se trató de un mero gesto de cara a la galería de la izquierda abertzale por la visita a España de una delegación del Parlamento Europeo para recabar información sobre los más de 300 asesinatos de la banda terrorista aún sin resolver.

«Con esa falsedad característica de Batasuna sabíamos que ese compromiso iba a durar lo que un caramelo a la puerta de un colegio. Lo hicieron únicamente para intentar suavizar el informe de la delegación europea», asegura.

También Covite, el colectivo de víctimas del País Vasco, reaccionó al homenaje. «Las palabras del EPPK son papel mojado en la primera oportunidad que han tenido para convertirlas en hechos. Flores, bengalas y pasillo de honor para un terrorista asesino de seis personas», escribió en su cuenta de Twitter. En esa misma línea, su presidenta, Consuelo Ordóñez, utilizó esa misma red social para denunciar lo ocurrido. «Los que decían que ya no iban hacer ongi etorris. Amáis la violencia, a los asesinos en serie, sois lo más parecido a los nazis, talibanes. Escoria pura. Sus méritos, haber asesinado a seis seres humanos. Ése es Ignacio Martín Echeverría.

Pero el de «Mortadelo» no fue el único acto público de apoyo a miembros de la banda terrorista en Nochebuena. Familiares de presos de ETA rindieron homenaje también a algunos presos etarras en el Casco Viejo de Bilbao. En concreto lo hicieron en la calle Somera, en la que colocaron desde la noche del 23 una simulación de cena navideña en honor a los reclusos de la banda criminal para reivindicar su ausencia en la festividad.

Un simulacro de cena navideña “infame e indecente”

La mesa de celebración navideña la situaron debajo de una carpa azul donde, en cada uno de los platos fueron depositando la fotografía de hasta siete presos, uno por cada plato. Además, pusieron una megafonía con música con el fin de llamar la atención de los vecinos y así apelar a los sentimientos para blanquear los motivos por los que permanecen en prisión. Además, contaron también con el apoyo de Sortu, que lo difundió a través de su cuenta de Twitter.

Para poder instalar esta escena los familiares y amigos de los etarras necesitaron autorización del Ayuntamiento de Bilbao, por lo que PNV y PSOE les concedieron el permiso, según denuncia el concejal del PP en el Consistorio Carlos García, quien tildó de «infame e indecente» que se permitiera. El edil solicitó su retirada –ayer ya no estaba– y aseguró que le «sacará los colores al gobierno municipal» por ello. «Quienes no podrán cenar jamás en Navidad con sus familias son las víctimas de esos asesinos a los que homenajean, que al menos cenan en la cárcel. Pero los asesinados no tendrán más esa oportunidad», tuiteó el concejal popular.

También en Galdácano y Baracaldo pusieron mesas de celebración proetarra, algo que no es la primera vez que ocurre. En Bilbao no han cesado los homenajes. Hace menos de un mes colocaron una placa en honor a un etarra: Ricardo Gómez Goikoetxea «Ritxi». De hecho, el entorno proetarra conocen la plaza por este nombre y no por de la Plaza del Carmen, situada en el barrio Santutxu.

14 etarras saldrán de prisión el próximo año

Ignacio Martín Echeverría es el último etarra que sale de prisión este año tras cumplir su condena. En 2022 lo harán otros 14, entre ellos Jesús María Martín Hernando, «Txus» (cuya fecha prevista de excarcelación está fijada el próximo 19 de julio), quien fue condenado por colaborar en el atentado mortal contra el ertzaina Joseba Goikoetxea en 1993. Ya durante 2023, otros once terroristas saldrán de la cárcel tras cumplir sus condenas.