Sánchez no aclara si tiene garantías de Marruecos sobre Ceuta y Melilla

El jefe del Ejecutivo español afirma que este pacto sienta las bases para una relación “mucho más sólida” en seguridad e inmigración

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha garantizado que el reciente acuerdo al que ha llegado con Marruecos sobre el futuro del Sáhara Occidental garantiza la soberanía territorial de ambos países y sienta las bases para una relación “mucho más sólida” en seguridad e inmigración.

“Nunca es tarde si la dicha es buena”, ha asegurado Sánchez en una comparecencia de prensa en Ceuta, ciudad que visitará junto a Melilla, tras el giro de la posición española sobre el Sáhara Occidental.

El jefe del Ejecutivo español ha explicado que, de este modo, se sitúa junto a otros países europeos, como Francia y Alemania, que apoyan el plan marroquí para el Sáhara. Sin embargo, no ha aclarado si tiene garantías de Marruecos sobre Ceuta y Melilla. Tampoco ha respondido a la pregunta de si había informado a Argelia del cambio de posición de su Gobierno.

Sobra decir que este giro ha provocado la airada reacción de sus socios y de la oposición. No obstante, Sánchez no ha dado ni un paso atrás en sus pretensiones, aludiendo a que la situación con Marruecos era insostenible y había que resolverla ya. Asimismo, ha argumentado que la propia Comisión ha respaldado la nueva posición de España con la excolonia: “No deja de ser una de las propuestas recogida en las resoluciones de ONU”.

“Visito Ceuta, una ciudad que es política de Estado para el Gobierno central. Queremos llenarla de oportunidades y para ello hay que garantizar su estabilidad y seguridad. Eso ha primado en el acuerdo con Marruecos, que da paso a una relación más sólida basada en el respeto mutuo”, apuntaba Sánchez en sus redes sociales.