Los españoles creen que la Cumbre de la OTAN beneficia a España

El 71% piensa que nuestro país ha ganado prestigio. Dos de cada tres defienden la pertenencia a la Alianza y más de la mitad aprueba aumentar el gasto militar

Encuesta OTAN
Encuesta OTAN FOTO: M. Roselló

La semana que concluye ha sido «histórica». Tanto para la OTAN, que acaba de aprobar su nuevo Concepto Estratégico, como para España, que ha acogido –con mucho más éxito del esperado– una Cumbre de la Alianza en la que muchas de sus reivindicaciones han sido tenidas en cuenta y le ha permitido ganar más prestigio en el seno del Club Atlántico. Porque los ojos del mundo entero han estado puestos en Madrid, por donde han pasado más de 5.000 personas, entre ellas 40 delegaciones internacionales encabezadas por sus jefes de Estado y de Gobierno. Una Cumbre que, según la mayoría de los ciudadanos, ha sido muy beneficiosa para nuestro país. Así se desprende de una encuesta de NC Report para LA RAZÓN, la cual cifra en un 71 por ciento esa valoración, y en la que también se muestra como dos de cada tres españoles defienden la pertenencia de España a la Alianza.

En concreto, un 67,1 por ciento de los encuestados considera que formar parte de la OTAN desde hace 40 años es algo bueno o muy bueno. Un porcentaje muy alejado de los que, por el contrario, lo critican y consideran que es malo o muy malo: el 9,1 por ciento. Y entre medias, un 21,2 por ciento que lo ve «regular». Apenas hay diferencias entre grupos de edad, siendo los mayores de 65 años los que más defienden la pertenencia. Pero sí las hay –y muy amplias– en las respuestas si se analizan según el partido al que votan. Mientras los electores de PP, Vox y Cs son los que más aplauden que formemos parte de la organización, con porcentajes que rondan el 80 por ciento, en el caso de los votantes del PSOE es del 73,3 por ciento y tan solo del 9,5 por ciento en el caso de los de Podemos.

Pasa lo mismo cuando se pregunta acerca de si la celebración de la Cumbre en Madrid ha beneficiado a España. Y no solo en el aspecto más político o de toma de decisiones (como la referencia al flanco Sur o al reconocimiento de las amenazas híbridas como ataques armados), sino también en otros ámbitos, pues ha servido de escaparate de un país, en general, y de una ciudad, Madrid, en particular.

Encuesta OTAN
Encuesta OTAN FOTO: M. Roselló

Frente a ese 71 por ciento que cree que sí ha rentado, apenas un 19,5 por ciento opina lo contrario. En esta ocasión, los españoles más jóvenes (menores de 34 años) son los que mejor ven la organización española. Y por votantes, el 85,4 por ciento de los del PP creen que ha merecido la pena el esfuerzo, frente a un 76,1 por ciento de los que votan al partido organizador, el PSOE, que salió muy satisfecho.

Un cónclave en el que tanto la propia OTAN como el Gobierno español se han esforzado por transmitir el mensaje de que la seguridad está amenazada y, con ello, nuestro modo de vida, por lo que se ha insistido en la necesidad de aumentar el gasto en Defensa. Pedro Sánchez ya ha anunciado su intención de destinar el 2 por ciento del PIB, algo que, a día de hoy, aprueba el 54,1 por ciento de los ciudadanos, frente a un 33,5 por ciento (uno de cada tres) que no lo ve necesario. Son los jóvenes el grupo de edad que más se opone a esta medida, al igual que los votantes de Podemos, aunque hay un 17,9 por ciento de electores morados que sí que ve necesario el incremento. En el caso del PSOE, solamente lo avala el 54,3 por ciento de sus votantes.

Aumento de recursos a la Alianza

Y es que ese aumento de los fondos militares es una de las más importantes contribuciones a la Alianza, junto a la participación en las misiones o el gasto en equipamiento, siendo estos dos últimos en los que más cumple España. Con ello, uno de cada tres ciudadanos (32,8 por ciento) insta al Gobierno a contribuir más a la seguridad colectiva, frente a un 44,1 por ciento que cree que se aporta lo suficiente. Por votantes, los que solicitan más contribución son los de Cs. Los que menos, los del PSOE.

Y en esas contribuciones a la seguridad aliada están las misiones en el exterior, muchas de ellas centradas ahora en el flanco Este tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia. En lo que va de año se han desplegado unos 1.600 militares españoles en operaciones en Lituania, Bulgaria, Letonia o en el Mediterráneo. Pero también están de la mano de la Alianza en Irak o Turquía. Unas misiones que entre los ciudadanos se conocen e ignoran a partes iguales. Mientras el 41,6 por ciento sabe qué hacen y dónde los uniformados españoles, el 44,9 por ciento lo desconoce. Y son los electores más jóvenes los que menos conocimientos tienen de esta contribución a la defensa y disuasión colectiva.

El protagonismo de Ucrania

Una defensa que también pasaría por el apoyo que muchos países prestan a Ucrania (donde la OTAN no puede actuar militarmente). España ha enviado hasta ahora material defensivo y armamento ligero, principalmente, algo que para la mitad de los ciudadanos (53,5 por ciento) es más que suficiente. En el lado opuesto, un 37,1 por ciento considera que nuestro país debería hacer más.

Y en ese «hacer más» entraría el armamento pesado, como por ejemplo, los carros de combate «Leopard» de los que en las últimas semanas se ha estado hablando sin llegar a ningún acuerdo. Aquí, el 46,3 por ciento de los españoles cree que habría que donar a Ucrania este tipo de materiales, frente a un 40,7 por ciento que no lo ve necesario. En este punto, son los encuestados mayores de 55 años y los votantes de PP y Cs los más partidarios a enviar blindados, misiles o armamento similar.

Por último, pese a que el debate por el momento se ha dejado a un lado, hay un 59,7 por ciento de ciudadanos (tres de cada cinco) que cree que la OTAN debería hacer todo lo posible para que Ucrania se convierta en miembro de la Alianza, al contrario de lo que opina el 26,4 por ciento, que no lo ve oportuno y lo considera en cierto modo un riesgo para el resto de aliados.