Hablan las víctimas colaterales del odio de Rocío Carrasco a Antonio David Flores: “Es un sinvivir”

Las demandas de “Rociito” han sumido en un infierno a Raquel Mosquera, viuda de Pedro Carrasco, y Olga Moreno, mujer del ex guardia civil: “Es como si no tuviera otra cosa que hacer que descargar su odio contra él”

Lo que comenzó como un enfrentamiento jurídico-mediático entre Rocío Carrasco y Antonio David Flores está rebasando peligrosamente los límites. Parece claro que ella no se para ante nada ni ante nadie y que no le importa que sus disputas salpiquen a víctimas colaterales, a personas con las que el ex guardia civil tiene lazos de cariño o de amistad. Es el caso de su esposa, Olga Moreno, y de la viuda de Pedro Carrasco, Raquel Mosquera. Las dos viven su infierno particular por culpa de la hija de Rocío Jurado, porque tienen que hacer frente a las demandas que Carrasco les ha interpuesto por anteriores declaraciones en revistas y programas de televisión que la antaño "Rociito" considera que atentan a su vida íntima y a su honor.

Lo de Olga ya se sabía. En sus dos primeras denuncias Rocío Carrasco le reclama trescientos mil euros, y, según se rumorea, hay una tercera que se presentará en el juzgado en estos días. Una fuente muy cercana a la familia Flores Moreno desvela a LA RAZÓN que “Olga está desesperada, y muy nerviosa, porque esto es un sinvivir continuo, es como si Rocío Carrasco no tuviera otra cosa que hacer que descargar su odio contra Antonio a base de demandas. Y como sabe que a su ex lo que más le duele es que vaya contra Olga, se está ensañando con ella. Para Rocío Flores, la mujer de su padre es como una segunda madre, son uña y carne, y el daño que le hace la actitud de su progenitora es inmenso. Y nadie habla del dolor que siente David, el hijo pequeño de Rocío, cuando ve las lágrimas de su hermana y de Olga. El muchacho es hipersensible y esta dramática situación le afecta muchísimo. Rocío puede ganar batallas en los juzgados, pero las pierde en lo personal porque, con su forma de actuar, se aleja definitivamente de sus hijos. El cariño no se compra con dinero… En esto ha salido perdiendo totalmente".

En el caso de Raquel Mosquera, hace apenas unos días nos enterábamos de que también ha recibido una demanda por parte de la hija de su primer marido, Pedro Carrasco. Su abogado le ha pedido que no entre en detalles. Aun así, sabemos que la denuncia existe por unas declaraciones que la peluquera hizo contra la hija de su fallecido esposo en un programa de televisión. Mosquera siempre se ha posicionado a favor de Rocío Flores en el enfrentamiento con su progenitora, pero a Rociito le ha dolido especialmente una frase de Raquel: “Me encanta Rocío Flores. Su abuelo Pedro estará muy orgulloso de ella, allá donde esté”.

Es algo que la Carrasco ha entendido como un ataque contra ella. De todas formas, dicen que Pedro y Rocío estaban bastante distanciados en su último año de vida. Eso lo contó también su viuda en varias ocasiones. La realidad es que la peluquera nunca tuvo una relación de cercanía con Rocío, algo que le dolía especialmente al boxeador porque esos desencuentros le ponían entre la espada y la pared. En ocasiones, las discusiones entre ambas eran algo subidas de tono. Su mayor pena fue no conseguir la armonía familiar entre las dos.