Violaciones, masturbaciones y golpes: los terribles testimonios de las mujeres que encarcelaron a Weinstein

Transcribimos las declaraciones de algunas de las víctimas ante el juez en la Corte de Nueva York, que muestran sus desgarradores experiencias con el exproductor de cine.

Thumbnail

Miriam Haleyi, Jessica Mann, Annabella Sciorra, Dawn Dunning, Tarale Wulff y Lauren Marie Young contaron en la Corte de Manhattan sus traumáticas experiencias con el ex productor. A continuación repasamos cada una de sus historias y testificaciones:

1. Miriam Haleyi: “Me quitó el tampón y no hizo ningún comentario”.

El testimonio de Haleyi fue uno de los más determinantes para la sentencia. Contó ante la Corte los hechos ocurridos en el apartamento de Weinstein el 10 de julio de 2006. Ambos estaban viendo la televisión cuando él de repente de abalanzó sobre ella e intentó besarla. Antes de eso, no habían mantenido ningún tipo de conversación sobre contenido sexual o amoroso. Se levantó del sofá y le dijo “no” muchas veces, mientras se alejaba de su lado, pero él continuó caminando hacia ella, hasta que la empujó hacia la cama. Se intentó levantar pero se lo impidió. “Tengo la regla”, le dijo Haleyi intentando desesperadamente detener lo que estaba a punto de ocurrir. Valoró las opciones que tenía y si le daría tiempo de coger el ascensor si le golpeaba más fuerte y tenía un momento para escapar, pero después pensó que lo más seguro para ella era quedarse ahí. Weinstein obligó a la chica a practicarle sexo oral y después se lo practicó a ella. “Me quitó el tampón y no hizo ningún comentario más”.

Haleyi también testificó sobre lo que ocurrió el 26 de julio del mismo 2006 en un hotel. A la pregunta de qué sintió cuando estaba caminando hacia el hotel de Weinstein, contestó que “no sé exactamente cómo me sentía, pero recuerdo que pensaba que estaba intentando recuperar algún tipo de poder”. En cuanto entró a la habitación del acusado, él le cogió la mano y la empujó a la cama. “Simplemente me quedé dormida y pensé aquí vamos otra vez. Me sentí como una idiota”. Haleyi dijo que le había dejado claro en muchas ocasiones que no quería nada con él, pero que la convenció para que se volvieran a ver. “Me sentí como una idiota por haberme creído lo que decía”, aseguró Haleyi en la Corte. Weinstein solo habló con ella para insultarla, “pensando seguramente que eso me excitaría”, apuntó. A la pregunta de si le contó lo ocurrido a alguien, dijo que “no, porque me sentía profundamente avergonzada”. Respecto al primer incidente, aseguró que no se culpó a si misma, pero en esta segunda vez sí lo hizo. A las cuestiones de si quería mantener relaciones con Weinstein esa noche y si hizo algo que pudiera hacerle pensar a él que sí quería, contestó que no.

2. Jessica Mann: “Fingí un orgasmo para salir de ahí”.

Witness Jessica Mann arrives at the Manhattan Criminal Court to testify in the trial of Harvey Weinstein in New York
Jessica Mann llegando a la Corte de Manhattan para testificar. JEENAH MOONReuters

El testimonio de Mann fue uno de los más duros y complejos, ya que según palabras de la joven, mantenían una relación en la que él demostró que era una persona abusiva. Los hechos sobre los que testificó ocurrieron en 2013 en una suite de Los Ángeles. Forcejearon, ella intentó huir pero él la sujetaba del brazo y se lo impedía. "Cuanto más peleaba, más se enfadaba. Su ira me asustó y por eso traté de calmarle. Me preguntó si iba a dejarle que hiciera algo por mi, y que no me dejaría marchar hasta que lo hiciera. ", dijo Mann. Weinstein hizo referencia a que la chica “había aceptado su invitación a estas fiestas”, y ahí fue cuando Mann se dio por vencida. La sentó en la cama y le practicó sexo oral. “Fingí un orgasmo para salir de ahí. Él me preguntó cómo había ido y le dije que fue el mejor que había tenido nunca”. Después de que esto ocurriera, Mann se marchó rápidamente.

La chica también contó los hechos que tuvieron lugar en un hotel de Manhattan, también en 2013, cuando se vieron porque Weinstein iba a desayunar con unos amigos de Mann. Ella abrió la puerta y él entró en la habitación, pidiéndole que se desnudara. “Entré en pánico, porque sentí que mi peor pesadilla podía ocurrir”. La pesadilla para Mann era que los amigos con los que habían quedado después (Thomas, su representante en aquella época, y Talita, una actriz brasileña ) “descubrieran este secreto”. La actriz relató que se dio por vencida, se desvistió y se tumbó sobre la cama. Weinstein se fue al baño para desvestirse, pero dejó la puerta entreabierta. Cuando regresó a la habitación, la violó y en cuanto terminó, ella se encerró en el baño. A la pregunta de si habían mantenido relaciones antes de ese momento, respondió que no, y que lo que pensaba era que “estábamos haciendo un juego de roles”. Mann también contó que el magnate de Hollywood se enfadó y se puso agresivo con ella cuando se enteró, después de que ocurriera la violación, de que estaba saliendo con otro hombre.

3. Annabella Sciorra: “Se puso encima de mí y me violó”.

Actor Annabella Sciorra arrives after a lunch break to testify as a witness in the case of film producer Harvey Weinstein at New York Criminal Court during his sexual assault trial in the Manhattan borough of New York City
Annabella Sciorra el día que testificó contra Weinstein. LUCAS JACKSONReuters

La actriz de “Los Soprano” contó que Weinstein la violó en la década de los noventa, por lo que el delito ya habría prescrito. Aun así, su testimonió se aceptó en el juicio. Sciorra relató que estaba en un apartamento cuando alguién llamó a la puerta. Abrió en camisón, porque estaba a punto de irse a dormir, y se encontró a Weinstein, que entró y caminó alrededor de las habitaciones de la casa, según ella, “para ver si había alguien más allí”. De repente, se empezó a desabrochar la camisa. Sciorra aseguró en el juicio que nunca antes había habido nada amoroso o sexual entre ellos, y que a pesar de que le dijo en varias ocasiones que parara, la agarró y la empujó sobre la cama. Intentó escapar, le golpeó y le dio patadas, pero él usó su fuerza y le inmovilizó las manos. “Se puso encima de mí y me violó”, repitió la mujer en varias ocasiones. Solo habló con ella para decirle que “tenía un ritmo muy bueno”. Después, Weinstein le practicó sexo oral y el cuerpo de Sciorra comenzó a temblar. El acusado se fue y ella se quedó dormida, sin recordar mucho más.

4. Dawn Dunning: “Me ofreció un trío con él y su asistente a cambio de trabajar en sus películas”.

Dawn Dunning
Dawn Dunning

Acusó a Weinstein de haberla violado en un hotel en 2004 y de ofrecerle un papel en una película a cambio de hacer un trío con él y su asistente. Aunque su testimonio no se ha utilizado para presentar cargos contra él, los fiscales lo tuvieron en cuenta para demostrar que había un patrón de abuso. Dunning relató que cuando estaban sentados en la cama del hotel, él metió sus manos bajo su falda. “Me quedé congelada y me levanté. Él me dijo que no hiciera de esto un gran problema, se disculpó y me dijo que no volvería a suceder”. Ante la pregunta de si había habido algún contacto físico entre ellos antes de ese momento, contestó que nunca nada sexual.

El día que le propuso un trío a cambio de trabajar en sus películas, Dunning pensó que era una broma, pero cuando empezó a reírse, él se enfadó y comenzó a gritarle: "Nunca llegarás a este negocio, así es como funciona esta industria. Y nombró a tres actrices, que habían llegado a donde estaban así. A la pregunta de quiénes fueron las actrices a las que nombró, Dunning contestó que eran “Charlize Theron, Salma Hayek y creo que Uma Thurman”.

5. Tarale Wulff: “Se masturbó frente a mí”.

Es modelo y fue camarera en un famoso bar de Nueva York. Acusó a Weinstein de haberse masturbado frente a ella en una zona oscura del bar de Nueva York en el que trabajaba y de haberla violado en su departamento de Soho en 2005, después de que hubiera ido a su oficina a presentarse como candidata para una película. “Cuando llegué a la habitación me cogió las manos, me dio la vuelta, me tumbó en la cama y se puso a mi lado”. Wull asegura que sintió miedo y que le dijo que no podía, a lo que él contestó: “No te preocupes, tengo una vasectomía”. Después de escuchar esa frase, “me quedé en blanco y miré hacia otro lado”, dijo. A las preguntas de si Weinstein le preguntó previamente si quería tener relaciones con él y si ella había demostrado interés sexual, contestó que no.

6. Lauren Marie Young: “Me sentí atrapada, me quedé en shock, intenté alejarme de él”.

La modelo Lauren Marie Young
La modelo Lauren Marie Young

La modelo fue la última mujer en testificar y contó como el acusado la llevó a la suite de su hotel, la encerró en el baño con él y se masturbó delante de ella. Habían estado juntos en un bar, y Weinstein le dijo que se fuera con ella “para continuar nuestra conversación” sobre el programa de televisión “America’s Next Top Model”. Cuando la condujo al baño, abrió la ducha y comenzó a quitarse la ropa. “Me sentí atrapada, me quedé en shock, intenté alejarme de él”. Young contó que en la habitación se encontraba otra mujer, Claudia Salinas, que “cerró la puerta del baño y estuvo fuera mientras ocurría el incidente”. Salinas testificó para la defensa del productor en el juicio y dijo que no estuvo presente en ningún encuentro entre él y Young. A pesar de que se había quitado la ropa, Weinstein le dijo que “estaban allí para hablar”, y mientras ella retrocedía, le desabrochó el vestido. Comenzó a tocarla mientras se masturbaba y le decía “cómo voy a saber si puedes actuar”. A las preguntas de si se sentía atraída sexualmente por él o si tenía algún interés romántico, contestó que no, y que “nunca jamás” volvió a quedarse sola con él.