Blas Cantó, confiesa: “Esta situación está acabando conmigo”

El cantante murciano ha explicado a través de su Instagram la complicada situación emocional que está viviendo tras abandonar Twitter

Hace tan solo unos días Blas Cantó tomó una decisión drástica después de recibir un aluvión de críticas por parte de un grupo de eurofans: cerrar su cuenta de Twitter. Una problemática que surgió después de la cancelación de su actuación en el evento virtual de la PrePartyES de Eurovisión. El cantante ni interpretó Universo ni hizo de presentador de la gala porque sufría problemas de ansiedad y estrés.

Una semana más tarde, el cantante murciano ha querido justificar el cierre de su cuenta de Twitter y confesar el difícil estado emocional en el que se enuentra, a través de un post en Instagram. “Hola familia. Quería hacer un vídeo explicando mi actual situación, pero aún no me veo con fuerzas para hacer un monólogo delante de una cámara, eso nunca se me dio demasiado bien, tal vez por eso recurrí a la música para verbalizar mis sentimientos”, comienza el post.

View this post on Instagram

Gracias ✨

A post shared by Blas Cantó (@blascanto_es) on

"Lo único en lo que he destacado desde que era niño ha sido cantando. Soñaba con interpretar en grandes escenarios, pasé por concursos que me hacían soñar a lo grande, y un día, uno de esos sueños se hizo realidad: Eurovisión. Tan real como el vestido de Cenicienta... pero en algún momento dieron las doce y yo ni me di cuenta. Mi corazón se rompió en mil pedazos y volví al punto de inicio.

Empezar todo desde cero. Y por más que trato de pensar en qué sucederá en 2021, es tanta la angustia que siento ahora que no puedo pensar con claridad. Todo esto sucedió fuera de mi casa, y como tantas personas que están pasando por lo mismo, la sensación de agobio fue cada vez mayor.

Llegó el insomnio, el mal humor, la tristeza, las ronchas en la piel, afonía, hormigueos en mis manos, dificultad respiratoria, mareos... Aún así, seguí cumpliendo con todos los compromisos que, con gusto, siempre atiendo, pero a medida que pasaba el tiempo mi ansiedad fue creciendo, hasta que un día le supliqué a mis managers que cancelaran todo lo que tuviera que hacer. Esta situación estaba acabando conmigo. Necesitaba parar.

Luego vinieron las excusas. Que si mala conexión de Internet, que si falta de medios.... todo por no saber cómo encajar un problema que me sucede desde mi anterior etapa en el grupo y que este confinamiento ha sacado a relucir. Recuerdo en 2015 que habíamos tenido una firma de discos, en la noche me desperté a las 5 de la mañana, temblando y con 38,5 de fiebre. Llamamos al médico y después de hablar con él un buen rato, me hizo entender que mi mente estaba al límite. Y mi cuerpo me avisaba.

Por todo esto, siento muchísimo no haber podido cumplir con la PreParty de Eurovision Spain, en la que solo alcancé a decir dos frases a petición del director de la gala. Tampoco con más de la mitad de la promo del single de mi adorada Pastora Soler. Y lo que más me duele: el sufrimiento que le causa a mi familia, amigos, fans y compañeros de trabajo. Sé que vamos a salir de esto, y que aquellos que como yo, sufren lo mismo, serán libres y volveremos a respirar con normalidad. Queda muy poco. Y cantaré.... cantaré... Gracias. Sinceramente, Blas”.

Un post que ha preocupado a sus fans, que le envían mensajes de apoyo y cariño para poder salir adelante.