Pablo Iglesias, nuevo cliente de Amancio Ortega

El vicepresidente acude al Congreso luciendo una americana de Zara, la firma estrella de Inditex, a la que había criticado por sus donaciones

Pablo Iglesias hoy en el Congreso
Pablo Iglesias hoy en el CongresoAgencias

La relación de Pablo Iglesias y Amancio Ortega se podría calificar como complicada, aunque parece que pueden empezar a acercar posturas. El vicepresidente ha acudido hoy al Congreso luciendo una chaqueta de Zara, la firma más conocida del gigante Inditex, el grupo español líder mundial del fast fashion, y una de las marcas mejor valoradas del planeta.

La polémica, cómo no, ha saltado en las redes sociales, donde todavía son muy recordadas las duras palabras que el líder de Podemos ha tenido durante los últimos años contra las donaciones de Ortega a la sanidad pública (estimadas en unos 560 millones de euros en los últimos 20 años): “España no es una república bananera ni una dictadura que dependa de que un señorito venga dando cosas”, llegó a decir en el programa de ‘El Hormiguero’ hace unos meses.

Una fotografía en la que se veía a Iglesias sentado en su escaño ha tenido la culpa de todo. En ella se podía apreciar como en el interior de su chaqueta aparecía el gran logo de Zara. Y no, no era un modelo antiguo (que podría justificar si acaso el hecho): allí se veía claramente el nuevo logotipo que presentó la marca en 2019, por lo que queda claro que adquirió la americana después de haber realizado sus polémicas declaraciones.

Pablo Iglesias con americana de Zara
Pablo Iglesias con americana de ZaraLa Razón

Iglesias es poco aficionado a lucir logotipos en sus prendas, si acaso la de 198, la firma de su amigo y compañero de partido, Juanma Del Olmo, con lo que consigue evitar que se hable de su estilo (aunque también sabemos que le gustan bastante los vaqueros de Levi’s). Así que podríamos calificar como un descuido el haber dejado a la vista “su pequeño secreto”. Mirando el lado bueno, quizás esto pueda reconciliar las posturas entre estos dos hombres, porque ya saben, los amores reñidos son los más queridos.