Ashley Biden: así es la antítesis de Ivanka Trump

Mientras que la hija del presidente ejerce prácticamente como primera dama de EEUU, la del candidato demócrata Joe Biden, prefiere mantenerse en un segundo plano

Ashley Biden hija de Joe BidenLa RazónLa Razón

El candidato demócrata Joe Biden mantiene un estrecho vínculo familiar, en especial con su hija Ashley, la menor de cuatro hermanos y fruto de su relación con su actual mujer Jill. La joven, esposa del cirujano plástico y otorrinolaringólogo Howard Krein, sigue los pasos de sus padres; y es que a sus 39 años dedica su carrera a la justicia social.

Ashley Biden hija de Joe BidenLa RazónLa Razón

Ashley Biden se graduó en la Universidad de Tulane y la Universidad de Pensilvania. En 2012, se unió al Centro de Justicia de Delaware, que se centra en la reforma de la justicia penal, donde fue nombrada directora ejecutiva desde 2014 y hasta 2019. Antes, fue trabajadora social durante 15 años en el Departamento de Servicios para Niños, Jóvenes y sus Familias de Delaware.

Familiar, activista y el ojito derecho de su padre

La hija menor del demócrata es una reconocida activista, su andanza en este ámbito comenzó con los derechos de los animales en su etapa como estudiante. Pero con el paso del tiempo, Ashley se ha centrado en diferentes aspectos como es, por ejemplo, el mundo de la moda. En 2017 fundó una marca de ropa con el objetivo de luchar contra la desigualdad racial y la desigualdad de ingresos. Una iniciativa que fue aplaudida públicamente por su padre, quien declaró a los medios que estaba “muy orgulloso” de su pequeña.

Ashley Biden hija de Joe BidenLa RazónLa Razón

Pero la admiración entre padre e hija es mutua. Y es que la joven ha ayudado en la carrera presidencial de Biden, haciendo acto de presencia en actos de campaña. En agosto, fue prácticamente la anfitriona de un evento de Wisconsin ‘Women For Biden’ centrado en la brecha salarial, el cuidado de los niños y los derechos reproductivos. Mientras que Ivanka Trump ejerce prácticamente como primera dama de EEUU, Ashley prefiere mantenerse en un segundo plano; eso sí, sin dejar de lado a su padre.