Harry Styles, criticado por no ser demasiado “varonil”

La polémica se ha desatado a raíz de la portada de la revista Vogue, en la que el artista aparece vestido con ropa femenina

Harry Styles, portada de la revista VogueVogue

El cantante Harry Styles se convirtió la semana pasada en el primer hombre en posar en solitario en la portada de la revista Vogue, que publicó varias fotos del artistas en las que vestía ropa femenina, algo que no ha gustado a la conocida bloguera y comentarista estadounidense Candace Owens, quien critica que no sea suficientemente “varonil”.

“No hay ninguna sociedad que pueda sobrevivir sin hombres fuertes”, dijo Owens en la red social Twitter este lunes. “En oriente, eso se sabe. En occidente, la continua feminización de nuestros hombres a la misma vez que se educa a nuestros niños en el marxismo no es una coincidencia”, reflexionó la escritora. “Es un ataque directo. Que vuelvan nuestros hombres varoniles”, agregó.

Poco tardaron otras personalidades estadounidenses en contestar a Owens, conocida por sus declaraciones en favor del presidente Donald Trump y sus críticas al movimiento antirracista Black Lives Matter. Incluso el primogénito del mismo Trump se atrevió a bromear sobre sus palabras.

Entre los que criticaron la postura de la escritora están la actriz Olivia Wilde, que la describió como “patética”. También la humorista Kathy Griffin, apuntó que no hay nadie más fuerte que los seguidores del cantante británico, antiguo miembro de la banda One Direction.

La presentadora de televisión británica Jammela Jamil también defendió a su compatriota: “Harry Styles es de sobra masculino, porque ser masculino es lo que cada uno quiere que sea, no lo que unos imbéciles inseguros, tóxicos, misóginos y homófobos decidieran hace cientos de años”.

Pese a las críticas, Owens no se ha retractado y ha afirmado que términos como la “masculinidad tóxica” fueron creados por “mujeres tóxicas”. “Quiero aclarar lo que quise decir con ‘que vuelvan nuestros hombres varoniles’. Quise decir: que vuelvan nuestros hombres varoniles”, insistió. “Lo siento, pero no lo siento”, zanjó.