La confesión de Matamoros: “Soy cocainómano desde los 15 años”

Aseguró que su adicción ha condicionado sus relaciones sentimentales y sexuales.

Kiko Matamoros paseando por las calles de Madrid
Kiko Matamoros paseando por las calles de Madrid

El colaborador se ha sometido al polígrafo de Conchita y ha confesado ser consumidor habitual de cocaína desde que era un adolescente. Matamoros se ha abierto en canal confirmando que durante 50 años su adicción condicionó sus relaciones sentimentales y sexuales.

La confesión comenzaba tras una pregunta del polígrafo que no dejaba en buen lugar a su ex mujer, Makoke: “¿Crees que Makoke esperaba que a causa de tus excesos morirías pronto y se quedaría con todo el patrimonio?”. La respuesta de Matamoros dejaba en silencio el plató tras su rotunda afirmación: “Soy cocainómano desde los 15 años” decía Matamoros antes de comenzar un relato que sobrecogía a la audiencia y a sus compañeros.

No he tenido un problema grave con esa adicción porque depende de muchas circunstancias, no he dejado de consumir porque al final lo eres para toda la vida”, dijo sin tapujos. El colaborador de ‘Sálvame’ explico que el ritmo de su consumo ha estado condicionado, en parte, por las mujeres que han formado parte de su vida. Así, aseguró que al comenzar su relación con la madre de sus cuatro hijos, Marián Flores, apenas se metía coca ya que ella no era consumidora. Fue, según dijo, su época más tranquila aunque consumía con sus amigos y cuando salía de fiesta a escondidas de la madre de sus hijos mayores. “Como creo que le pasa a la gente que tiene problemas con el alcohol, es algo que le dura toda la vida, aunque yo no veía el demonio que decía Kiko Rivera” dijo el colaborador.

Desde los 16 años hasta que empecé a convivir con Marián Flores, la madre de mis cuatro primeros hijos, se puede decir que tenía un consumo desde el punto de vista médico muy poco aconsejable, fiestas a diario y bastantes excesos, pero cuando empecé con ella, que no era consumidora, levanté bastante el pie porque, básicamente cuando estas con una persona, bajo el mismo techo, es como bastante absurdo que tú estés en una dimensión y ella en otra porque lo que hay, a partir de ahí, es comunicación ninguna”, confesaba ante sus compañeros de trabajo.

El colaborador aseguró que durante su relación con Makoke era consumidor habitual.

Aunque no ha llegado a afirmar que Makoke, su segunda esposa y con quien vive una cruenta guerra, padeciera la misma adicción sus palabras no dejan en buen lugar a la presentadora del Telecupón: “Cuando empecé con Makoke fue la etapa más larga, el consumo de cocaína era algo habitual. Sucedieron episodios desagradables y complicados desde el punto de vista legal. Llegó a condicionar incluso mis relaciones sexuales, es decir, si no consumía no me apetecía absolutamente nada”.

Kiko Matamoros y Makoke, en una imagen de archivo / Gtres
Kiko Matamoros y Makoke, en una imagen de archivo / Gtres

Las crisis durante esta relación marcaron los altibajos del colaborador en lo referente al consumo y reconoció que, en la primera ruptura de la pareja, bajó a los infiernos y se “metía como cuando tenía 20 añoS... Cuando tuve la primera crisis con ella, utilicé la droga para evadirme y para sufrir lo menos posible. Pero no por ella porque al final tienes muchas posibilidades de encontrar a un compañero de vida”.

Matamoros aseguró que nunca ha acudido a ningún centro de desintoxicación pero que, en algunos momentos de su vida, dejó de consumir. Uno de ellos fue cuando Makoke se quedó embarazada de Anita: “Cuando se quedó embarazada de mi hija estuve casi un año sin consumir, hice un esfuerzo que no fue heroico. Tenía mucha ilusión por ver a mi hija sana y feliz toda su vida, dejé de fumar e intenté cuidarme mucho”.

También ha contestado a la pregunta de si cuando estaba casado con Makoke solo consumía él en casa: ““No voy a señalar a nadie, pero creo que era voz pópuli. Lo que puedo asegurar es que Makoke cuando estuvo conmigo no aprendió nada nuevo.”

“Al final de mi relación con Makoke viví unas situaciones en las me producía cierto rechazo”.Tras la ruptura del matrimonio, hace dos años, aseguró que vivió al limite, cometiendo grandes exceso " lo relacionaba con el salir y con la evasión, pero cuando empecé con Marta, como ella es anti todo esto dejé de hacerlo, sí que he consumido en algún momento, pero me sentía ridículo porque lo hacía yo en soledad. Cuando vienen amigos ella me regaña, me mira y se enfada”.

Kiko Matamoros y Marta López
Kiko Matamoros y Marta LópezInstagram (nombre del dueño)

Desde que apareció en su vida Marta López del Alamo se cuida más.

Su vida al límite terminó, según ha asegurado, cuando conoció a su actual pareja, Marta López del Álamo. “Ella es anti todo esto. En alguna ocasión he consumido pero no he compartido con lo cual me he visto en una situación un tanto ridícula porque si quieres estar con tu pareja tenéis que estar los dos en la misma onda. De vez en cuando vienen amigos a casa, ella mira para otro lado y se cabrea. Esa es la vida”,- confiesa Matamoros.