Kiko Rivera: “He borrado el teléfono de mi madre”

El Dj concede otra entrevista a Mila Ximénez en la que asegura que ha roto todos los lazos con ella y que se siente totalmente huérfano.

Kiko Rivera / Instagram
Kiko Rivera / InstagramInstagramKiko Rivera / Instagram

Lo avanzaba Mila Ximénez hace unos días: la entrevista que le había concedido Kiko Rivera para Lecturas era “desgarradora”. Una entrevista aún más dura que la primera que le concedió, aseguró Mila, con “un punto de desgarro y soledad” y que ya está a la venta en los kioskos españoles.

Sin embargo, y a pesar de lo anunciado por la colaboradora de Lecturas, pierden fuelle las declaraciones de Kiko Rivera en esta segunda exclusiva. Si en la primera el DJ conmocionó a España con un despiadado ataque a su madre a quién acusaba de ser “mala madre y abuela ausente”, en esta segunda entrega el hijo de Isabel Pantoja tira la piedra y esconde la mano.

Kiko Rivera posa con Mila Ximénez para anunciar la entrevista más demoledora contra su madre.
Kiko Rivera posa con Mila Ximénez para anunciar la entrevista más demoledora contra su madre.@kikorivera

Con un tono mas comedido y después de tres meses de encarnizada guerra con su madre, el Dj analiza las consecuencias de su ataque a los cimientos familiares. El conflicto entre madre e hijo, provocado por los problemas económicos que ambos atraviesan y que hicieron que Kiko Rivera planteara la venta de Cantora, desembocaron en que el DJ investigara cómo su madre ha gestionado el patrimonio que ambos heredaron de Paquirri. Y, con la ayuda de periodistas y asesores que han estudiado a fondo el testamento y las propiedades que les legó el torero, el DJ ya ha cuantificado lo que le adeuda su madre: tres millones de euros. Un dinero al que no renuncia pero que no reclamará en los tribunales por miedo a que su madre “vuelva a la cárcel”.

Si entonces aseguraba que estaba dispuesto a luchar por su herencia y a “tumbar a quién haga falta”, ahora Kiko recula y se dedica a analizar el sentimiento de pérdida que le deja su enfrentamiento con la persona que le dio la vida, que no perdona el despiadado ataque de su “pequeño del alma”. Llevan tres meses sin hablar y la situación no tiene visos de solucionarse algo que entristece a Kiko pero no hasta el punto de dar el primer paso para arreglarlo.

LA CANTANTE ISABEL PANTOJA CON SU HERMANO AGUSTIN SALIENDO DE LA CARCEL DE ALCALA DE GUADAIRA
01/06/2015
ALCALA DE GUADAIRA
LA CANTANTE ISABEL PANTOJA CON SU HERMANO AGUSTIN SALIENDO DE LA CARCEL DE ALCALA DE GUADAIRA 01/06/2015 ALCALA DE GUADAIRALa Razón (Custom Credit)©GTRESONLINE

“Ha sido muy complicado. No deja de ser mi madre” se sincera Kiko con su gran confidente, Mila Ximénez. El Dj reconoce que no le está resultando fácil el distanciamiento que él mismo ha provocado la raíz de desvelar su desencuentro con Isabel Pantoja y las consecuencias que ha provocado en su relación.“¡Ese dolor lo tengo! ¿Sabes lo que ha sido este último fin de año?”-cuestiona Kiko-Desde que tengo uso de razón lo he pasado en Cantora. ¡Es tan duro ser huérfano sin serlo!”.

Pero, a pesar de ello, al DJ no deja de sorprenderle la frialdad que está demostrando su madre, quien ha rechazado todos sus intentos de contacto y ha llegado a asegurar a personas de su máxima confianza que ya no son familia. Según cuenta el pequeño de los Rivera, las informaciones que le llegan de cómo se encuentra su madre a raíz de esta guerra familiar, son contradictorias y confusas: “Mi prima y mi hermana me dicen que está de puta madre, que está más delgada pero que es normal. Una amiga me dice que está fatal”.

“A lo mejor he sido un estorbo entre mi tío y mi madre y ahora es cuando están a gusto”, insinúa el hijo de la tonadillera que dispara contra su tío Agustín, a quien responsabiliza de muchas cosas. “He tenido que borrar el número de teléfono de mi madre para no llamarla” asegura en exclusiva para ‘Lecturas’, dejando claro que él tampoco dará el paso para llegar a un acuerdo con su madre.