Begoña Villacís: “Cuando critico a Montero me da igual que sea Irene o Ireno”

Dejó la empresa privada para hacer política y antes de cumplir un año en el cargo se encontró con la pandemia. Aun así, dice encontrarse más fuerte que nunca: «Tengo mucho por hacer»

ENTREVISTA CON BEGOÑA VILLACIS VICEALCALDESA DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID POLITICA DE CIUDADANOS..
ENTREVISTA CON BEGOÑA VILLACIS VICEALCALDESA DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID POLITICA DE CIUDADANOS..CONNIE G. SANTOS 04/03/2021CONNIE G. SANTOS

“Voy a llegar a la alcaldía de Madrid, lo tengo clarísimo”. Nos lo decía a los miembros de la peña periodística Cuarto Poder en junio de 2018. Entonces estaba en campaña y apabullaba su seguridad y soltura ante la prensa. Venía de la empresa privada y tenía muy claros sus objetivos. Un año después, ocupaba el cargo de vicealcaldesa. Y sin haber cumplido siquiera su primer aniversario, llegó la pandemia. Poco tiempo separa aquel encuentro de este, pero Villacís (43) es otra. Desprende serenidad, pero también cierta tristeza. Lo niega: «Me mantengo con la misma fuerza y energía que antes». Quizá lo que esté es infinitamente más curtida. Y más madura. Al cargo y a la pandemia hay que sumarle un embarazo por sorpresa, una separación y verse de repente en la portada de la revista «Semana» por tener un nuevo amor, Rubén Amón. Pero ahí no entra. «Me da corte...». Es el único momento en el que se sonroja. Sobre lo demás, véanse sus hijas, la conciliación de su vida familiar y laboral, su postura ante el feminismo radical y su opinión sobre los piropos, habla con la misma naturalidad de siempre.

–Viene ahora mismo de la despedida por el cierre del tablao Villa Rosa. Triste...

–Sí... Ha sido un acto de pérdida. Este año habría cumplido cien años y hay determinadas cosas que son irrecuperables. No se están adoptando medidas por parte del gobierno central, no se les están dando las ayudas directas que necesitan, se anuncian muchos planes pero no se ejecuta nada y es una descapitalización cultural muy triste e inaceptable. Me ha dado mucha pena y la despedida ha sido desgarradora.

–Quizá esté también ya demasiado cansada...

–No. Somos inagotables. Cuantas más cosas tienes que hacer, más te organizas. Al menos es mi caso. Siempre he trabajado mucho y eso tiene más que ver con una forma de ser que con la ocupación que tengas. Como abogada se puede trabajar muchísimo, como mami también... Las mujeres tenemos un nivel de autoexigencia en ocasiones demasiado elevado. Y eso nos lleva también a sentir a veces cierta frustración.

–¿Nos estamos exigiendo demasiado precisamente por ser mujeres?

–Sí. La respuesta es un sí rotundo. Nos cargamos de muchas cosas, no queremos dejar de hacer nada, sentimos la obligación de tener que demostrar más todavía y eso viene casi siempre acompañado de un pelín de cargo de conciencia, por si has hecho lo suficiente como madre, como trabajadora... Es una carga demasiado pesada de la que tenemos que aprender a desprendernos. Tenemos que aprender a perdonarnos más cosas.

ENTREVISTA CON BEGOÑA VILLACIS
ENTREVISTA CON BEGOÑA VILLACISCONNIE G. SANTOS 04/03/2021CONNIE G. SANTOS

–¿Cómo lleva su conciliación?

–Pues organizándome. Tengo la suerte de tener a mis papis en Madrid, y eso no lo pueden decir muchos madrileños. Espero que mis hijas estén tan agradecidas a mí como yo lo estoy a mis padres por su ayuda. De todos modos trato de llegar a todo porque no me pienso perder a mis hijas, lo tengo clarísimo. Es compatible. Lo único que pasa es que duermes menos (ríe). Pero con la llegada de la bebé... No me lo pienso perder porque es maravillosa.

–No contaba usted con ese tercer embarazo...

–No, desde luego, esa maternidad estaba descartada. Ha sido encontrada, no buscada. Espero que Inés no lea esto cuando sea mayor... (risas). Se lo diré algún día. Hablo con mucha naturalidad de las cosas con mis hijas.

–Lo vivirá de otra manera con 20 que con 40...

–Totalmente. Con las primeras era un poco pringada, vivía todo de una forma muy absorbente, con angustia, obsesionada con la perfección, vas muchísimas veces al hospital ante cada cosa, les miras mientras duermen para ver si están respirando... Con Inés lo vivo todo de una manera mucho más relajada y lo estoy disfrutando muchísimo más. También ella lo pone fácil. Es muy divertida y alegre.

–¿Tiene la sensación de estar dejando algo por el camino o está en un momento pleno de su vida?

–Creo que nunca tienes que tener la sensación de vivir un momento pleno porque para conseguir cosas siempre hay que ser un pelín inconformista que te hace seguir luchando, aunque con un nivel razonable. En general diría que tengo bastante equilibrio en mi vida, pero sigo con ganas de hacer muchas cosas.

ENTREVISTA CON BEGOÑA VILLACIS
ENTREVISTA CON BEGOÑA VILLACISCONNIE G. SANTOS 04/03/2021CONNIE G. SANTOS

–¿En política también?

–Sí. No llevo mucho tiempo en política, la verdad. Pero yo no me metí a ser política, yo me metí para hacer política, y son cosas muy distintas. La gente, además, necesita que hablemos de lo que está pasando, que se cierran locales y servicios de hostelería todos los días, que la gente se está yendo al paro... Pero no que hablemos de los políticos. Quizá en este momento hacemos más falta los que sabemos lo que es vivir una crisis en la empresa privada, y ese es mi caso. Vengo a tranformar y eso lo hace más creíble. No sé cuál va a ser mi recorrido, pero mi proyecto es cambiar España. Sobre todo en este momento, que es más necesario que nunca. Hay que defender con uñas y dientes la sensatez, la moderación, los acuerdos y lo que hacemos las mujeres todos los días en nuestras familias, en nuestros trabajos, con nuestros hijos y con nuestras parejas. Ahora se premia más la beligerancia, el insulto y la bronca, y eso no nos lleva a ninguna parte. Nosotras lo sabemos.

–¿Las mujeres necesitamos seguir manifestándonos para reivindicarnos?

–Sí, debemos seguir haciéndolo porque gracias a que históricamente se ha hecho, se han conseguido cosas. Eso sí, la forma es libre. Lo que no entiendo es que alguien nos diga a las mujeres cómo debemos hacerlo, como si no supiéramos. Recibo comentarios en mi Twitter que no son comprensibles.

–¿Por ejemplo?

–Pues se me criticó por llevar tacones. ¿Perdona? Respetar a las mujeres es respetar a las mujeres. En todo. Se vistan como se vistan, se manifiesten o no. Me representa una mujer que se tiene que llevar a su hijo al trabajo tanto como la que decide abandonar temporalmente su carrera profesional para dedicarse a su familia.

–¿Somos nuestras peores enemigas?

–Pero de nosotras mismas, partiendo de la autoexigencia.

ENTREVISTA CON BEGOÑA VILLACIS
ENTREVISTA CON BEGOÑA VILLACISCONNIE G. SANTOS 04/03/2021CONNIE G. SANTOS

–En política hay mucha bronca entre mujeres por este tema. Mire a Irene Montero.

–A ver, yo cuando me meto con Irene Montero lo hago porque plantea una ley que no tiene sentido y me da igual que seas Irene o Ireno. Si la ley es técnicamente una chapuza, lo es. Pero hay que mantener la educación. Son cuestiones muy básicas que nos han enseñado nuestros padres y no nos iría mal si las mantuviéramos. Debemos mostrar a la sociedad que podemos tratarnos adecuadamente para que no tengan esa nefasta opinión de nosotros. Y no estoy recomendando nada que no recomiende a mis hijas todos los días.

–¿Acepta bien los piropos?

–Si tienen gracia, sí. Y eso nosotras lo sabemos perfectamente: si hay ánimo de agradar o, por el contrario, de ofender y cohibir. A mí si el camarero que me pone el café a diario me dice que estoy guapísima, me voy encantada. Pero tampoco pretendo imponer mi sensibilidad a todas las mujeres. El problema de Irene Montero y compañía es que sí lo quieren imponer. ¿Por qué no admiten la diversidad? Eso, para mí, es lo más antiliberal del mundo.

–¿Se ha sentido atacada en algún momento por ser mujer en el ejercicio de sus funciones políticas?

–Bueno, a ver... Es que en el fondo es política de brochazo. Hay quien quiere confirmar sus prejuicios y pueden utilizar unas presunciones y unos estereotipos que son bastante machistas. Y luego van de feministas... Es esa hipocresía que creo que hay que denunciar siempre.

–Retomando el tema de sus hijas, ¿cómo llevan la pandemia y la adolescencia?

–Pues si nos llega a coger a nosotras habría sido distinto, porque al menos ellas tienen muchas ventanas al exterior, pero aun así les está afectando. En la forma de relacionarse, en el colegio... Veremos con el tiempo en qué se traduce.

ENTREVISTA CON BEGOÑA VILLACIS
ENTREVISTA CON BEGOÑA VILLACISCONNIE G. SANTOS 04/03/2021CONNIE G. SANTOS

–¿La ayudan con Inés?

–Bueno... (ríe). Las adolescentes «adolescentean» y viven en su mundo. Bastante tienen en la cabeza porque se están formando y se preguntan muchas cosas. No me quejo. Es verdad que ya no soy la supermadre que era para ellas cuando eran pequeñas, pero tengo una buena relación, siempre siendo madre primero. Ese rol creo que hay que mantenerlo. Tengo conversaciones muy interesantes con ellas, pero sigo siendo su madre. Hay reglas y las tienen que cumplir. Aunque yo no soy de imponer, sino más de explicar.

–¿No notan sus ausencias?

–No. Primero, porque me organizo. Estoy siempre pendiente de ellas. Las mamás tenemos un radar para eso. Pero ojo, se me pasan cosas. El adorno de Navidad de Inés lo hice en el último minuto y casi no llego... Y esta mañana me he dado cuenta de que no había leche en la nevera (risas).

–¿Nota la separación de su marido en ese sentido?

–Nos organizamos muy bien. Está muy presente y tenemos buena relación.