Ortega Smith: así acicala su bastión toledano para su boda

El cigarral de Santa Elena es propiedad de la familia del diputado de Vox desde hace casi cien años

Fachada exterior de la finca en la que celebrará su boda el político de Vox y su novia
Fachada exterior de la finca en la que celebrará su boda el político de Vox y su noviaGOOGLE MAPSGOOGLE MAPS

Al lado del cigarral de Menores, de Gregorio Marañón, junto al del diplomático Salvador de Madariaga y no muy lejos del de María Dolores de Cospedal, que sigue en venta y sin novio a la vista, está la portada de ladrillo neomudéjar de Santa Elena. Se trata de uno de los pocos cigarrales o casas de campo toledanas que lleva décadas en la misma familia y no ha cambiado su uso, como le ocurre al vecino Caravantes, una de las terrazas de moda de la ciudad, o al de Las Mercedes, sitio de las bodas de la jet castellanomanchega, cuya propietaria es íntima de Ana Rodríguez Mosquera, la exmujer de Pepe Bono. Víctor Manuel Ortega Fernández-Arias, un prestigioso abogado madrileño muy de moda en el franquismo, heredó esta finca de 23.000 metros en 1978 de su abuela, que la adquirió a su vez de su padre, Dámaso Fernández-Arias. Y es precisamente en la construcción principal de Santa Elena, un sobrio edificio de dos plantas con una esquina almenada, donde el líder de VOX Javier Ortega Smith (Madrid, 1968), hijo del letrado Ortega, va a celebrar su boda en octubre de 2021 con la periodista Paulina Sánchez del Río Nájera (México, 1981).

Por fin se casa el soltero de oro del partido de Abascal. Hasta la fecha la única ex pareja que se le conocía a Ortega era Cristina Seguí, tertuliana y analista política. Ambos tuvieron un «affaire» en 2014, cuando Vox estaba dando sus primeros pasos. En aquella época ambos formaban parte de la organización política hasta que ella dimitió. Con el fin del compromiso político de ella, se acabó su romance. Desde entonces, el político no ha rehusado hablar de su soltería. «El amor es muy complicado», aseguraba en «El Mundo». «Nunca he tenido prejuicios de ningún tipo. Otra cosa es que para enamorarte siempre es más fácil si coincides en la forma de ver la vida, la familia o la religión». Sobra decir que su prometida debe seguir al dedillo sus convicciones, además de tener un currículum brillante. Su futura esposa es directora de comunicación de HSBC, el quinto mayor banco del mundo, para España, Italia, Portugal, Israel y Sudáfrica. Un cargo que ocupa desde 2015, ocho años después de entrar en esta entidad financiera. Anteriormente, estuvo en Sabre Corporation, Altran y el Grupo BAL.

Entrada al cigarral de Santa Elena FOTO: Edicion7

Hoy en día Javier Ortega Smith sigue usando el cigarral con cierta asiduidad y conserva amigos en la ciudad, pero los encuentros, con o sin corbata, son siempre en Santa Elena, que por cierto es el nombre de su abuela y de su hermana. Todo queda en casa. Hasta las reuniones con los gestores de Ábaco, la auditoría situada en la parte nueva de la ciudad, que lleva las cuentas de la formación política, se hacen aquí. Santa Elena es un sitio cargado de recuerdos para Ortega. Allí vivió de niño con sus hermanos, Víctor Manuel, Francisco Javier, Fernando Eduardo, y con la citada María Elena, su padre y su madre, Ana María Smith-Molina Robbiati, nacida en Buenos Aires en 1942 en una familia adinerada. Smith estudió durante su infancia unos años en el Palacio de los Condes de Cedillo, que era entonces el colegio Sadel, en pleno casco antiguo de Toledo. El resto de su infancia la pasó en Madrid en el barrio de Arturo Soria. Volvió a Toledo para cursar los primeros años de la carrera de Derecho en un centro educativo dependiente de la Universidad Complutense de Madrid, obteniendo posteriormente el título de licenciado en la Universidad madrileña de Alcalá de Henares. Luego, se diplomó en la Escuela de Prácticas Jurídicas de ICADE.

En la ciudad de Toledo la noticia de su enlace otoñal con la ejecutiva del HSBC ha pasado de puntillas. Pocos son los toledanos que asocian este cigarral con el líder de VOX, a pesar de llevar casi cien años en la familia. Los Ortega no suelen prodigarse en los mentiremos de esta ciudad de sello socialista, donde habita también el presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García- Page. Muchos de los locales se enteraron de que el cigarral era de los Ortega gracias a la última Declaración de Bienes y Rentas presentada en el Congreso de los Diputados por el propio político.

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith (i), acude a las celebraciones del 'Día de la Toma de Granada' en Granada, a 02 de enero de 2020. FOTO: Álex Cámara Europa Press

¿Rival futuro de Page?

Como él y sus compañeros de formación se han negado a actualizar los datos, pocos saben que el novio ya no figura como uno de los propietarios de este inmueble, del que sí es usufructuario. En la ciudad hay el rumor de que quiere estrechar cada vez más el vínculo en la ciudad. Quién sabe si se postulará para ser el rival de Page. Todo si en mayo no hay más sorpresas en la Comunidad de Madrid. Lo único cierto es que ya se están acometiendo pequeñas reformas en Santa Elena para prepararse para adecuar la finca para el esperado enlace, un evento que pondrá la ciudad en el epicentro del «cuore» parlamentario.