La niñera de los hijos de Rocío Carrasco rompe su silencio: “Antonio David nunca me pagó para que yo denunciara a Fidel”

Irma Gómez cuenta “su verdad para seguir viva” y asegura que la que más está sufriendo es Rocío Flores

ROCIO CARRASCO Y SU NOVIO FIDEL ALBIAC CONDUCIENDO POR LAS CALLES DE MADRID
ROCIO CARRASCO Y SU NOVIO FIDEL ALBIAC CONDUCIENDO POR LAS CALLES DE MADRIDAP / JJS©KORPA

El nombre de Irma Gómez circula en las redes sociales desde que el pasado domingo día 21 de marzo viesen la luz los dos primeros episodios de Rocío: contar la verdad para seguir viva. Esta docu-serie, que tiene como clara protagonista a Rocío Carrasco, abarca todas las trágicas vivencias de su pasado, muchas de ellas marcadas por la figura de Antonio David Flores.

Irma fue niñera de Rocío y David Flores, hijos de Carrasco y Antonio David. Esta mujer fue la encargada de cuidar a los niños cuando la ex superviviente tenía cuatro años y David apenas había cumplido su segundo aniversario. Irma fue testigo durante dos años de los inicios de la relación entre Rocío Carrasco y su actual marido, Fidel Albiac. Su denuncia por “malos tratos” a Fidel Albiac, que no tuvo recorrido judicial, fue recogida en la revista “Qué me dices!” y de ella se hicieron eco otros medios como “¡Hola!”. Ahora, veinte años después, y tras volver a salir a la luz aquella historia que hizo un gran ruido mediático esta mujer vuelve a la carga y quiere contar ‘su verdad para seguir viva’.

ROCIO CARRASCO CON SU MARIDO ANTONIO DAVID FLORES Y SU HIJA ROCIO FLORES CARRASCO EN SU CASA DE MADRID
© KORPA
199*
MADRID
ROCIO CARRASCO CON SU MARIDO ANTONIO DAVID FLORES Y SU HIJA ROCIO FLORES CARRASCO EN SU CASA DE MADRID © KORPA 199* MADRIDKP©KORPA

Quiero hablar porque en su momento no se me dejó por asuntos legales y yo también tengo derecho a contar lo que viví”, comienza diciendo. Respecto a las afirmaciones que Rocío Carrasco ha hecho recientemente sobre el papel que ha jugado y juega Antonio David con sus dos hijos en común, asegurando que ellos “son víctimas de la manipulación de su padre”, Irma se muestra tajante: “Antonio David es de lo mejorcito que tienen esos dos niños. Rocío ha logrado convencer muchísimo a la gente pero lo que está contando no es la realidad, son medias verdades, aunque el sufrimiento de ella yo sí me lo creo”, desliza a este periódico.

La que sin duda más está sufriendo en toda esta historia es Rocío Flores, o ‘Rorra’, como siempre le llamó la niñera. “Me encantaría que Rocío Flores no sufriera con todo esto. Su madre la ha dejado a los pies de los caballos. Una madre no le hace esto a su hija. Hay muchas cosas que no se sostienen y todo caerá por su propio peso”, asegura. Irma, que actualmente reside a las afueras de Madrid junto a sus hijos, dice no haber vuelto a tener contacto con los que en su día fueron sus “pequeños”. Eso sí, le encantaría volver a verlos: “No he vuelto a saber nada de Rocío y de David pero me encantaría. Solo les he visto por televisión, y cuando vi a Rocío en Supervivientes aluciné porque cada vez está más guapa. Esa niña siempre ha sido un bellezón”.

ROCÍO CARRASCO Y FIDEL ALBIAC LLEGANDO A LA CELEBRACIÓN DEL CUMPLEÑOS DE JOSÉ ORTEGA CANO
ROCÍO CARRASCO Y FIDEL ALBIAC LLEGANDO A LA CELEBRACIÓN DEL CUMPLEÑOS DE JOSÉ ORTEGA CANOEuropa Press ReportajesContactoPhoto

“Antonio David nunca me pagó para que yo denunciase a Fidel”

Tal y como ya se publicó hace casi dos décadas, la famosa niñera tomó acciones legales contra el actual marido de Rocío Carrasco, aunque la demanda nunca llegó a ser admitida a trámite. Ahora, la paraguaya da su versión de cómo fueron las cosas. Así lo relata: “Yo en su día denuncié a Fidel por malos tratos a Rocío. Resulta que por un error en el proceso la demanda no se admitió. Él me puso después una querella criminal por atentar contra su imagen y honor. Fui absuelta varias veces. Le recomendaron que fuera por la vía civil y acabó retirando esa denuncia. Poco tiempo después Rocío y Fidel sacaron un comunicado oficial en una revista diciendo que todo lo que yo dije no era cierto. Yo tengo mi sentencia y eso no miente. Me crucificaron y me dieron por todos lados y yo lo pasé muy mal porque no podía hablar”, dice Irma.

También ha querido aclarar una información que circula por varios medios de comunicación en los últimos días: “Quiero decir que Antonio David no me pagó 6.000 euros para que yo denunciara a Fidel. Nunca me pagó absolutamente nada y quiero dejarlo bien claro”. A esto añade que la última vez que mantuvo una conversación con el ex guardia civil le mostró su total agradecimiento y cariño por haber cuidado tan bien de sus dos hijos. Para concluir, y haciendo referencia a la situación actual de Rocío Carrasco, Irma se muestra segura a la hora de explicar cómo se encuentra la que un día fuese su jefa: “Rocío no es feliz y sigue con ese mismo estado de angustia con el que yo la recuerdo. Tampoco era feliz cuando yo estuve con ella, pero es que lleva veinticinco años con esa depresión y ansiedad.