Esther Arroyo habla del accidente que arruinó su vida y su carrera

El grave accidente de tráfico que sufrió junto a Ana Torroja y su marido en 2008, en el que perdió la vida uno de sus mejores amigos, supuso su ruina. Después de diez años de terapia y tratamiento psicológico, reconoce que empieza a tener cierta “calidad de vida”.

Esther Arroyo
Esther Arroyo

Han pasado más de doce años desde aquella mañana de octubre que truncó su trayectoria como modelo y actriz en 2008. Esther Arroyo y su marido, Antonio Navajas, acompañados de otros amigos, entre los que se encontraba la cantante Ana Torroja y su pareja, Rafael Luque, viajaban a Santander desde Cádiz. Apenas llevaban veinte minutos de viaje, el marido de Esther, al que llaman familiarmente “Fresquito”, conducía una Chrysler Voyager.

Fue en la carretera N-340, a la altura de Vejer de la Frontera (Cádiz), cuando una furgoneta se les abalanzó, acabando con la vida de uno de sus mejores amigos, Ulises de Assas Rodríguez. Los demás ocupantes de los vehículos implicados sufrieron heridas de distinta consideración pero sobrevivieron.

Esther Arroyo se rompió la tibia y el peroné. Estuvo a punto de quedarse en silla de ruedas y, consciente de que no podría volver a ejercer su trabajo como actriz y modelo, en 2012 solicitó la invalidez permanente. Las secuelas de la colisión le obligaron a seguir un tratamiento que la arruinó y tuco que recibir tratamiento psicológico por estrés postraumático.

Combo de imágenes de archivo de la cantante Ana Torroja (i) y de la actriz y modelo Esther Arroyo (d).
Combo de imágenes de archivo de la cantante Ana Torroja (i) y de la actriz y modelo Esther Arroyo (d).

El accidente le llevó a la ruina: perdió su casa y su trabajo.

Para poder costearse las terapias tuvo que vender sus cuadros y hasta perdió su casa. El largo proceso judicial supuso la ruina para el matrimonio, que fueron desahuciados de su casa al no poder hacer frente a las deudas ya que, tal y como llegó a afirmar, “No tenemos dinero ni para pagar la luz”.

No fue hasta enero de 2015, cuando el Juzgado de lo Penal número 2 de Cádiz, estableció que la compañía de seguros indemnizara a la actriz con 463.726 euros que le permitieron recuperarse de la debacle que el accidente causó a su carrera profesional. Ahora, junto a su marido, regenta uno de los locales de moda de Tarifa.

Después de diez años de lucha ha recuperado su calidad de vida.

Esther ha sido la invitada de “El show de Bertín Osborne” en Canal Sur y se ha sincerado sobre el sufrimiento que le causó el brutal accidente que cambió su vida. Asegura que ha necesitado 10 años para recuperarse y poder tener una cierta “calidad de vida”. “Hasta hace 2 años no he tenido vida. El accidente me destrozó por completo y psicológicamente también he estado luchando” ha dicho la simpática gaditana.

Me explotaron los huesos porque la rueda del coche impactó contra mi pierna” relataba a Bertín Osborne y reconociendo que temió quedarse en silla de ruedas el resto de su vida. “He estado mucho tiempo sin hacer vida normal. Me daban unos dolores en la piernas que me tenía que tirar al suelo” confesaba dando gracias a los médicos que le ayudaron a recuperarse casi al 100 %.