Los temores de María Patiño al quedarse embarazada de su hijo: “Me puse a llorar”

La colaboradora de ‘Sálvame’ ha recordado cómo fue el momento en que supo que estaba encinta

María Patiño
María PatiñoInstagram

María Patiño es una de las periodistas del corazón más conocidas y respetadas. A lo largo de su carrera ha publicado numerosas exclusivas e informaciones que han puesto patas arriba el mundo de la crónica social, pero, paradójicamente, su vida privada es todo un misterio. La tertuliana de ‘Sálvame’ apenas se ha pronunciado públicamente sobre su marido, el actor venezolano Ricardo Rodríguez; y mucho menos lo ha hecho de su hijo Julio, un joven de 21 años que ahora estudia en la universidad.

La primera vez que el gran público pudo conocer al primogénito de María Patiño fue gracias a la revista Semana, que publicó en su portada una foto del joven junto a su madre que se tomó durante unas vacaciones familiares. Desde entonces, poco más se ha vuelto a saber del hombre más importante en la vida de la periodista. Ella se encarga de proteger su intimidad con uñas y dientes. Quiere mantenerlo alejado del foco mediático a toda costa.

En la última emisión de ‘Viernes Deluxe’, María Patiño se sinceró sobre uno de los momentos más íntimos e importantes para ella: el instante en que se enteró de que estaba embarazada de Julio. Por aquel entonces, era una joven periodista que estaba empezando a hacerse un medio en el mundo de la prensa del corazón, y lo cierto es que no entraba en sus planes convertirse en madre. De hecho, no se tomó la ‘buena’ nueva del todo bien.

María Patiño con su hijo Julio en la portada de la revista Semana
María Patiño con su hijo Julio en la portada de la revista Semana FOTO: Semana RBA

“Con lo joven que yo era, empezando a trabajar en este mundo... Lo viví con mucho temor. Me puse a llorar y me abracé al ginecólogo. Le dije no es el momento. Y me dijo: ‘No existe nunca el momento ideal para ser madre’”, explicó la periodista en ‘Viernes Deluxe’.

Después de ser madre, María Patiño se trasladó a Madrid para desarrollar su carrera y dejó a su hijo al cuidado de sus padres en Sevilla. Cada fin de semana que libraba, la periodista cogía un AVE para reunirse con Julio y compaginar su faceta profesional con la maternal. En su día, la colaboradora de ‘Sálvame’ lamentó que mucha gente la juzgó entonces por considerar que había antepuesto su trabajo a su propio hijo, un alegato machista que, por fortuna, cada vez se escucha con menos fuerza en la sociedad.