Rocío Carrasco y su gran amigo ‘el pinganillo’: el motivo real por el que no se lo quita

La ex de Antonio David Flores ha hecho uso de esta ‘ayuda extra’ desde que se hace tres meses concediese por primera vez una entrevista en directo.

Rocío Carrasco en una imagen reciente
Rocío Carrasco en una imagen recienteMediaset

Ya es oficial. Rocío Carrasco ha regresado por todo lo alto al mundo del corazón tras el éxito de ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’. Este miércoles la hija de Rocío Jurado debutaba en ‘Hable con ella’, su sección semanal que se emite en ‘Sálvame’ y que da voz a los espectadores para que expresen sus opiniones sobre los colaboradores -incluida ella-. De esta manera se vuelve a exponer públicamente en el programa que tantos disgustos le ha dado en los últimos años. Pero no lo hace sola, ya que la protagonista está respaldada por su marido, Fidel Albiac, por su amigo, el director David Valldeperas, y en general por todo el equipo.

Además del factor humano, Carrasco cuenta con una ‘ayuda extra’ que no ha pasado desapercibida para la audiencia: el pinganillo. Desde que durante el pasado mes de abril se sentase para conceder una entrevista en directo en medio de la emisión de uno de los episodios de la docuserie, la ex de Antonio David hace uso de este ‘receptor de órdenes e indicaciones’ en todo momento, algo que no es habitual y menos aún cuando se trata de contar las vivencias personales.

Rocío Carrasco y su amigo 'el pinganillo'
Rocío Carrasco y su amigo 'el pinganillo' FOTO: Mediaset

Tal y como se aprecia en la imagen, Rocío Carrasco hace uso de este famoso pinganillo por decisión de la dirección. Al ser su debut al mando de esta sección, la nueva trabajadora de ‘Sálvame’ necesitaba este aparato para “reconducir o estimular su discurso” a través de la información o instrucciones de la cúpula. La pasada semana, cuando la madre de Rocío Flores estuvo presente en plató para encontrarse con algunos colaboradores y para contar de primera mano lo que había venido a hacer, también estuvo acompañada del ‘pinga’, como lo llaman los compañeros de la televisión.

Veinticuatro horas después de su debut, parece que las cosas no han salido tal y como se esperaban. Las audiencias no han acompañado del todo a Carrasco. Durante la tarde de este miércoles ‘Sálvame Naranja’ marcó un 17,3% de share y ‘Sálvame Tomate’ un 16%. No son malas cifras, pero dada la expectación y las esperanzas puestas en este debut, las cifras que se esperaban eran del 20% o incluso superiores. A su favor decir que hay que tener en cuenta que los meses de julio y agosto son más complicados que el resto del año debido a que muchos se van de vacaciones y no permanecen en sus casas para disfrutar del programa.