Pablo Iglesias: ¿multa de 750 euros por no reciclar?

Vecinos de La Navata denuncian haberse topado con cajas de Amazon del ex líder de Podemos fuera de los contenedores de la urbanización. “Mucho ecologismo, pero luego mira qué poco cuidado tiene”, protestan. El Ayuntamiento de Galapagar establece sanciones elevadas para estas conductas incívicas

Iglesias, durante el cierre de la Universidad de Otoño de Podemos en Rivas Vaciamadrid
Iglesias, durante el cierre de la Universidad de Otoño de Podemos en Rivas VaciamadridJesus G. FeriaLa razon

Desde que el pasado mayo Pablo Iglesias anunció el abandono de la política y por ende su salida del Gobierno y el liderazgo en Podemos, la normalidad fue llegando a cuentagotas a La Navata, la urbanización de Galapagar, al norte de Madrid, donde se instaló con su pareja Irene Montero en 2018. La indignación vecinal provocada por el desembarco de los políticos ante el despliegue de seguridad en un paraje natural como en el que está ubicada esta urbanización, se sumó a las numerosas protestas que transformaron un idílico lugar de residencia en una auténtica pesadilla. En los últimos meses, según los residentes, la presencia de guardias civiles es inexistente y tan solo quedan dos policías de paisano que vigilan las inmediaciones. Apenas hay controles, «eso sí, la caseta-urinario no la quitan ni para atrás», comentan en la zona.

La caja de Amazon a nombre de Pablo Iglesias abandonada en La Navata
La caja de Amazon a nombre de Pablo Iglesias abandonada en La Navata FOTO: La Razón La Razón

Sin embargo, ciertas actitudes de Iglesias no dejan de sorprender a los que allí viven. Según nos relatan algunos de ellos, se han encontrado recientemente con algún residuo indeseado del ex vicepresidente en el lugar inadecuado. Para ser más concreto, han hecho llegar a este diario una imagen de una caja de un pedido de Amazon del ex político tirada entre los contenedores de vidrio y residuos orgánicos. «Mucho presume de ecología y respeto al medio ambiente y con la única caja que nos encontramos ahí tirada es la de Iglesias, debería darle vergüenza», comenta una de las vecinas indignadas.

Ensuciar espacio público

En el embalaje de la popular empresa de comercio electrónico aparece reflejado el nombre completo del actual profesor y tertuliano, así como su dirección. Este tipo de comportamiento incívico está penalizado con importantes multas. En concreto, según el artículo 62 de la ordenanza municipal de limpieza de los espacios públicos y gestión de residuos del Ayuntamiento de Galapagar, se considera infracción leve depositar residuos fuera de los elementos del mobiliario destinado a tal fin así como arrojar aquellos que ensucien los espacios públicos. Según el artículo 64.1 de dicha ordenanza, esta infracción está penada con una multa de hasta 750 euros.

«Si un agente de policía te identifica dejando basura fuera del contenedor, la sanción, lo más probable, será la máxima. Si no, puede ser inferior ya que es complicado determinar si la persona que aparece identificada en la etiqueta del paquete es la que lo ha dejado abandonado», explica a LA RAZÓN Carla Greciano, concejal del Ayuntamiento de Galapagar. Según la política, se están produciendo situaciones similares en todo el municipio, ya que ante el aumento de pedidos online, los contenedores están desbordados: «Llevamos mucho tiempo pidiendo al concejal de Urbanismo que amplíe los días de recogida de cartón y papel. Ahora mismo solo se realiza dos veces a la semana y hemos solicitado que sean cinco».

¿Vive aquí o no?

El órgano encargado de establecer la sanción por el abandono de basura en la calle es el departamento de sanciones del Ayuntamiento. Hasta ahora, las que ya se han emitido suelen estar alrededor de los 100 euros. «Sin embargo, a varias personas sí que se les ha multado con 750 euros por no recoger los excrementos de sus perros en la vía pública», apunta la concejala.

Mientras, en La Navata, los vecinos comentan la situación: «Hemos barajado varias teorías. Una de ellas es que haya sido él mismo quien la haya dejado ahí para demostrar que sigue viviendo en la casa; otra, que su haya sido su asistenta o, incluso, un vecino que la haya sacado fuera para que le multen. Quién sabe. Pero vamos, yo conozco a gente a la que ya le han multado por esta situación, así que si su caja ha aparecido ahí, como al resto de personas, debería llegarle la sanción», comentan los residentes.

«Yo le hice la foto al paquete antes de saber que era de él porque quería llamar la atención al vecino responsable, me sorprendió que fuera de Iglesias, ya que por aquí se le ve poco. De vez en cuando viene para cuidar de los niños, poco más. La que sí está siempre es Irene. Es bastante extraño», sentencia el vecino que se topó con el paquete de Amazon a nombre del ex vice presidente y ahora se alegra de que la calma haya regresado a La Navata.