Egos TV

El ‘huracán Olga Moreno’ y lo que esconde su inesperada vuelta a la televisión

La empresaria ha pasado de no querer saber nada de los focos a intervenir en tres programas diferentes en cuestión de unas semanas.

Olga Moreno en una imagen reciente
Olga Moreno en una imagen reciente FOTO: Mediaset

Han pasado tan solo cuatro días desde que Olga Moreno rompiese su silencio en un plató de televisión tras casi un año apartada de la pequeña pantalla por decisión propia. Lo hacía en el programa de Telecinco ‘Déjate Querer’ de la mano de Toñi Moreno, en una entrevista que no terminó de convencer a los espectadores.

Este domingo, y para sorpresa de muchos, la todavía mujer de Antonio David volvía a aparecer en la cadena de Paolo Vasile, esta vez en el debate de ‘Supervivientes’ conducido por Ion Aramendi, quien la presentó como la gran vencedora de la última de la pasada edición.

En su entrada al plató fue recibida por un público en pie que no dudó en ovacionar a la protagonista, quien se mostró tímida a la vez que agradecida por el cariño recibido.

Olga Moreno debutó como colaboradora destacando su defensa a Kiko Matamoros y, cómo no, a su gran amiga, Ana Luque. A pesar de que algunos como Alexia Rivas no se lo pusieron nada fácil debido a ciertos reproches de la periodista a la que fuese su compañera, la protagonista logró estar a la altura de la circunstancias. De hecho, este martes por la noche repetirá como colaboradora en ‘Tierra de Nadie’, presentado por Carlos Sobera.

Olga Moreno en 'Supervivientes'
Olga Moreno en 'Supervivientes' FOTO: Mediaset

Lo cierto es que son muchos, incluso seguidores suyos, los que cuestionan la valía de la empresaria para estar frente a las cámaras. Su timidez y el rechazo que Olga siente hacia los conflictos, provoca que en muchas ocasiones no sepa cómo manejarse ante ese tipo de situaciones. Es una realidad afirmar que el hecho de que el pasado mes concediese una exclusiva para la revista ‘Semana’ y que posteriormente se encuentre participando en varios programas de televisión, tiene un motor económico. Una vía rápida de generar ingresos de la que ella es totalmente consciente, a pesar de que entre sus intenciones no están las de trabajar de forma permanente en televisión.