Casa Real

Podcast

Corinna Larsen ‘se corona’ como la gran víctima del Rey Juan Carlos: “Es mucho más efectivo tener como mente criminal a una mujer rubia”

La alemana ha vuelto a sorprender al gran público con la emisión del octavo y último capítulo de su podcast ‘Corinna y el Rey’

Corinna Larsen en una imagen de archivo
Corinna Larsen en una imagen de archivoGtresfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1fa472f4

Este lunes ha visto la luz el octavo episodio del podcast protagonizado por Corinna Larsen, ‘Corinna y el Rey’. Se trata del último capítulo de lo que ha sido un aquelarre mediático contra la figura del Rey Juan Carlos I.

Corinna Larsen y Don Juan Carlos I
Corinna Larsen y Don Juan Carlos IGtresfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1fa472f4

En este audio llamado ‘Testarudo’, la alemana se ha comparado con Meghan Markle, declarando que ha sido víctima de una campaña de desprestigio igual que la que sufrió la esposa de Harry de Inglaterra, asegurando que los medios de comunicación han sido muy duros con ambas: “He formado parte de un espectáculo de circo, uno muy dañino en el que yo era el pony del show... Para los medios, es mucho más efectivo tener como mente criminal a una mujer rubia que a un grupo de hombres de mediana edad que ha estado haciendo eso durante décadas”, asegura.

Corinna ha hablado también de aquel día de agosto del pasado 2020 en el que el emérito abandona España para comenzar su nueva vida en Abu Dabi, y hace una comparativa de lo que ella consideró un exilio de lujo con la situación de “repudiada” a la que ella se vio sometida. De hecho, en 2021 esta se pone en contacto con un antiguo agente del FBI experto en la materia de espionaje y termina contratando sus servicios con el fin de limpiar su imagen pública y de que en Estados Unidos desbloqueen sus cuentas.

Corinna zu Sayn Wittgenstein
Corinna zu Sayn WittgensteinEuan Cherry / AvalonGTRES

La que fuese amante del padre de Felipe VI cuenta que fue espiada por el CNI, aunque lo cierto es que se trataba de una familia española que, al reconocerla, envió unas fotografías suyas junto a Alvise Casellati al portal ‘Vanitatis’, tal y como aseguró en su momento el citado medio. Corinna asegura que se elaboró un plan para grabar las imágenes y que un hombre se valió de su propio hijo con el objetivo de ocultar la cámara: “El carrito de bebé se colocó para esconder al padre, quien por el ángulo del que se tomaron las fotos era quien filmaba”, explica.

Pero la verdad es mucho más simple que todo esto: una amiga de Silvia Taulés, la periodista que firmó el artículo, la llamó para avisarle de que había coincidido con Corinna Larsen en el restaurante, a sabiendas de que podría utilizar la información para un reportaje. Es más, desde “Vanitatis” aseguran que se pusieron en contacto con la alemana para avisarla de que publicarían las imágenes y la información sobre su nueva pareja, a lo que Larsen habría contestado de forma paranoica: “Veo que tú también trabajas para el CNI”.