Gente

El día en que don Juan Carlos dejó de ir a Grecia: así se distanció de la familia de la Reina Sofía

Son varias las ausencias del Emérito a los grandes fastos de la casa real griega. Sin embargo, la emérita sigue siendo su aliada

El Rey Juan Carlos
El Rey Juan Carlosrobin utrechtGTRES

La relación de Don Juan Carlos con Constantino de Grecia era excelente al principio de su matrimonio con la Reina Sofía, pero en la década de los 90 se distanciaron, sellando la paz cuando el exmonarca griego, pese a estar ya en silla de ruedas, viajó a Madrid en enero de 2018 para la celebración del 80 cumpleaños de su cuñado. El tío de Felipe VI dedicó al monarca emérito unas cariñosas palabras que salieron publicadas en una conocida revista del corazón en las que resaltaba que nunca «olvidaría la hospitalidad y amabilidad» con la que Don Juan Carlos le había tratado en el pasado. Desde entonces y según ha caminado el fenómeno Corinna, la relación (sin perderse) se ha ido llenando de ceniza, como la que cubre la isla de la Palma desde que el volcán Cumbre Vieja erupcionó. El sábado fue un día grande en la realeza griega, que volvió a la catedral de Atenas para celebrar la boda de Felipe de Grecia, primo hermano de Felipe VI, con la heredera Nina Flohr, con quien se había comprometido en la isla de Ítaca, después de haber contraído matrimonio por lo civil en diciembre de 2020 en la villa suiza de Saint Moritz.

La Reina Sofía asiste a la Boda de Philippos de Grecia y Nina Flohr
La Reina Sofía asiste a la Boda de Philippos de Grecia y Nina Flohr FOTO: José Ruiz Europa Press

Este sábado, Doña Sofía acudió al enlace en la catedral de la Anunciación de Santa María de Atenas, rodeada de una gran expectación, ya que era el primer enlace real celebrado allí desde hace 57 años. Lo hizo acompañada de su hermana Irene, que gozaba de un mejor aspecto que el de su última aparición pública en Mallorca, y de su hija la Infanta Elena. Nadie esperaba en este evento a Don Juan Carlos, que sigue en su retiro de Abu Dabi, acumulando polémicas a golpe editorial, judicial y fiscal. Tampoco acudieron Felipe VI y la Reina Letizia, que siguieron el calendario de los premios Princesa de Asturias, un evento imprescindible en la agenda de la heredera al trono.

Una relación con altibajos

Don Juan Carlos tuvo un gran punto de inflexión con su familia política a raíz del documental «A year in Spain» realizado por la periodista americana Selina Scott, donde se dibujaba a un monarca amante del recreo, algo que no gustó nada a Constantino, hermano mayor de la Reina Sofía. Esta decidió ir cada vez más a Londres a ver a su familia, con lo que la relación fue distanciándose. Hubo grandes eventos en el calendario de los griegos a los que no acudió Don Juan Carlos y sí Doña Sofía y sus hijos. Hablamos de dos principalmente, porque son los que trascendieron a la esfera pública. Se trata del 50 aniversario de la muerte del Rey Pablo y otra boda, también muy aireada: la de Nicolás de Grecia con Tatiana Blatnik en el verano de 2010. A esta última acudieron miembros de todas las realezas de Europa. Fueron Máxima y Guillermo de Holanda, los primos de Dinamarca (Margarita y sus hijos), los entonces príncipes de Asturias, la Infanta Elena, la Infanta Cristina e Iñaki Urdagarin y Pablo de Grecia y Marie Chantal Miller.

La familia griega, siempre acogedora, está habituada a las ausencias de Don Juan Carlos. Tanto que han dejado de juzgarlo. Y lo de este sábado en Atenas es solo una más en un calendario lleno de faltas, unas más graves que otras. Aún así, la emérita siempre se ha posicionado al lado de su todavía esposo. Manteniendo una actitud intachable. En el último libro sobre su marido, escrito por la historiadora francesa Laurence Debray, habla de las continuas llamadas del padre de Felipe VI a Doña Sofía, porque Sofía, haciendo o no su vida, siempre está de su lado.