Gente

Los sábados de Lomana: La Reina ha muerto. ¡Larga vida al Rey Carlos III!

El rey Carlos III y su esposa Camila
El rey Carlos III y su esposa Camila FOTO: NEIL HALL EFE

La fecha del 8 de septiembre de 2022 pasara a la historia. Se ha muerto Isabel II, historia viva del siglo XX a una edad muy avanzada, 96 años, de los cuales 70 han sido de reinado. Empezó después de la Segunda Guerra con una Inglaterra en escombros y terminó con la salida del marco europeo. Fue coronada a los 26 años, se cuenta que ella rezaba todas las noches para que sus padres tuviesen un hijo varón y así librarse de la responsabilidad de ser ella la heredera al Trono de Inglaterra. Su tío Eduardo VIII abdicó por amor a una americana pizpireta y ambiciosa, divorciada dos veces, con una vida muy poco ejemplar para ser Reina, pero una experta en artes amatorias que aprendió según leyenda urbana en los burdeles chinos cuando su segundo marido estaba destinado en Pekín. Esta abdicación al trono de Eduardo VIII (nunca perdonada por la familia) llevó al padre de Isabel al trono. Era un hombre tímido y de pésima salud. Jorge VI murió joven, lo cual hizo que su hija con 25 años fuese la reina. Ella estaba recién casada y muy enamorada de su marido, Felipe de Edimburgo. Tener que asumir la responsabilidad del reinado no era algo que le gustase, pero lo hizo con gran dignidad, sentido del deber y de la historia, de un legado de siglos. Una gran mujer de Estado, que el pueblo siempre adoró y respetó. Isabel II era la estabilidad del Reino. Ahora toca hablar del rey Carlos III, nombre que a los españoles nos resulta muy familiar por nuestro Gran Rey con ese mismo nombre, y de la Reina consorte Camilla.

Carlos estoy segura de que será un gran rey. He vivido muchos años en Londres y somos de la misma generación. Es un hombre con un grandísimo nivel intelectual, muy preocupado siempre por el medio ambiente. El huerto ecológico, en su residencia de campo Highgrove House, fue pionero en ese tipo de agricultura muy saludable, respetando la tierra sin productos dañinos. Su lucha contra la arquitectura agresiva, rompiendo la preciosa armonía y tradición de las casas típicas del país, especialmente de los barrios de Londres ha sido constante . Lleva toda su vida preparándose para ser rey. Tiene una visión muy clara de cómo debe evolucionar la institución monárquica sin que parezca que nada cambia. Los ciudadanos británicos adoran las tradiciones y adoran también su monarquía, símbolo de la nación y su estabilidad. Tienen muy claro que los monarcas no son uno más del pueblo ni deben comportarse como tal, debe tener un áura de misterio inalcanzable y a la vez comprender y empatizar con los ciudadanos. En eso Isabel II era magnifica , siempre fue comprendida por sus súbditos y supo trasladarles con dignidad sus momentos de tristeza como el «Annus horribilis», en 1992. Carlos, de joven era un hombre divertido que le gustaban mucho las mujeres. Su gran amor antes de conocer a Camila fue Lucía Santa Cruz, hija del embajador de Chile en el Reino Unido. La conoció en Cambridge. No pudieron casarse porque ella era católica y no estaba dispuesta a renunciar a su religión. Camila y Lucía eran amigas y según cuentan fue la que le presentó a Carlos en una fiesta. A Carlos le fascinó el desparpajo, la alegría y la calidez de Camila a la que no le impresionaba lo más mínimo que fuese príncipe de Gales. Ahora todos debemos desearles un reinado próspero y tranquilo. ¡Larga vida al rey Carlos III !