Entrevista

Lola Medina, madre de Nacho Palau, en silla de ruedas e ingresada en una residencia: "Necesito ayuda para todo, no me puedo valer por mi misma"

La familia del escultor está atravesando por un momento delicado de salud

Lola Medina, madre de Nacho Palau
Lola Medina, madre de Nacho PalauInstagramfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@446f6d8f

Nadie duda de la fortaleza de Lola Medina, una madre y abuela coraje, que hoy pasa por momentos muy difíciles. Aparte de luchar con valentía contra un cáncer de pulmón, la progenitora de Nacho Palau, según adelantó la periodista María Eugenia Yagüe, tuvo que ser ingresada en una residencia geriátrica tras quedarse paralitica por un problema inesperado durante un tratamiento de radioterapia. Es la revista "Pronto" la que ha conseguido unas declaraciones en exclusiva de Lola.

¿Cómo se encuentra?

Pues aguantando lo que cae. En silla de ruedas por culpa de la radiación que me pusieron, y con graves problemas de movilidad. Y yo quiero volver a andar. Ya veremos si lo consigo.

¿Se podrá recuperar?

Los médicos no lo saben. Esto nos ha pasado a otra señora y a mi, y las dos estamos igual. Con lo activa que yo era...

Ahora vive en una residencia.

Si, porque mi hijo Nacho tiene que cuidar a mis nietos, y mi hija a su niña e ir al trabajo. No pueden cuidarme. Necesito ayuda para todo, no me puedo valer por mi misma.

¿Su cáncer de pulmón está controlado?

Estoy mejor de eso. Me operaron, era un tumor pequeño, y todo salió fenomenal. Yo estaba estupenda, andaba, me sentía fenomenal. Pero ahora me encuentro con este nuevo problema.

Lola Medina, madre de Nacho Palau, en el "Deluxe"
Lola Medina, madre de Nacho Palau, en el "Deluxe"Telecincofreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@446f6d8f

Nacho ha desvelado que se le ha reproducido su cáncer...

Pero le están controlando bien.

¿La visitan sus nietos?

Claro. Mis nietos y el resto de la familia. Está residencia está en el mismo pueblo en el que vivimos. Y les veo todos los días. Los niños son felices aquí, tienen a sus amigos, su colegio y mucha gente que les quiere. Me siento contenta de que Ivo y Telmo se críen en este ambiente.

¿Están en contacto con sus dos hermanos, los que viven con Miguel Bosé?

Hablan mucho por teléfono, los cuatro se adoran.

Me gusta que sea tan optimista, es uno de los mejores remedios para sobrellevar la situación.

Es que no quiero ser pesimista, esto es lo que toca, qué le vamos a hacer. Mire, que sea lo que Dios quiera. Tengo gente maravillosa alrededor y estoy encantada.